Raúl Von der Thusen afirmó que “cerramos el año con las cuentas ordenadas”.

El presidente del Concejo Deliberante de Río Grande, Raúl von der Thusen, realizó un balance del año legislativo 2020 señalando que ha sido un año complejo ante la situación de pandemia que estamos atravesando por el COVID-19, sin embargo adelantó “un pequeño superávit en la institución que atribuyó a la administración ordenada y responsable que se llevó adelante y permitió sanear deudas de 2019 y estar al día en 2020”. También valoró las emergencias que fueron sancionadas a comienzo de año para que el Ejecutivo Municipal pudiera actuar en consonancia ante las distintas situaciones que se fueron viviendo en la ciudad a lo largo de todo el 2020”. Asimismo destacó la aprobación del Presupuesto 2021 por unanimidad.

El presidente del Concejo Deliberante de esta ciudad, Raúl von der Thusen, realizó un balance del 2020, año atravesado por la pandemia del Covid-19 y que será recordado a lo largo de la historia, y en esta oportunidad el edil repasó tanto los proyectos de ordenanza presentados durante el transcurso del actual período, como así también las emergencias que fueron sancionadas producto de la actual realidad que se está viviendo en el mundo, el país, la provincia y la ciudad, las reformas que se están realizando en la institución, y los números del Concejo Deliberante.

Von der Thusen destacó “la administración ordenada a lo largo de este año, que permitió cancelar la deuda heredada de 2019 y poner al día las cuentas en 2020, estimando que el año va a cerrar con un pequeño superávit, lo cual es histórico para la institución”.

En este sentido sostuvo que “recibimos un Concejo con 10 millones de pesos de deuda, que la pudimos pagar entre mayo y junio dejando al día el ejercicio 2019 y con una administración ordenada y responsable podemos dejar al día el año 2020”, destacó.

También recordó que “el año pasado ingresó entre octubre y noviembre una ampliación presupuestaria de 50 millones de pesos para el Concejo, y así y todo terminamos con un déficit de 10 millones, mientras que este año no entraron esos 50 millones de pesos y vamos a terminar con superávit, lo cual habla a las claras de que hubo una buena administración”.

Al mismo tiempo expuso que “durante mi primer mandato éramos 7 concejales y a mí me tocó administrar los recursos económicos con 9 ediles, con todo lo que eso conlleva, porque tuve que hacer oficinas nuevas que no existían para estos dos nuevos concejales, lo cual conlleva inversión, y donde tenemos muchos problemas con respecto al gas, a la calefacción, a la electricidad, pero pudimos hacer la primera etapa de una obra nueva que va a quedar para los riograndenses”.

Puntualizó que “todo lo que se invierte en este edificio queda para los vecinos, por lo cual estoy muy contento porque con muy pocos recursos pudimos hacer un montón de cosas”, celebró.

El Presidente de la institución resaltó que a pesar de todas las obras que se tuvieron que realizar las “cuentas del Concejo están equilibradas y saneadas y es importante que todos lo conozcan, donde tenemos un presupuesto muy acotado, por lo cual hacer inversiones en el edificio es difícil porque el dinero no alcanza, pero este año hicimos algunas obras de refacción y además de administrar el recurso humano y capacitaciones”.

No obstante adelantó que “el Concejo va a cerrar con un pequeño superávit y esto va a ser histórico, dado que no hay deuda con los proveedores, y creció el registro, donde antes los proveedores no querían saber nada con el Concejo y hoy cada vez se inscriben más para poder participar en los concursos de precios y ofertas”.

Para finalizar con el tema económico reconoció que “todo estos logros en la administración hubieran sido imposibles sin la colaboración del personal de planta permanente, pero especialmente por la responsabilidad con que tomó el Intendente Martín Pérez la remisión de fondos que le correspondían al Concejo, muchas veces sin siquiera ellos recibir lo que les correspondía por coparticipación por parte de la provincia. Por todo esto reconozco la responsabilidad del intendente para con este Poder Legislativo”.

Reconocimiento a sus pares

También el Presidente del Cuerpo reconoció la “tarea llevada adelante por todos los Concejales que me han acompañado en las medidas tomadas, no solo desde el punto de vista económico sino legislativos para ordenar la institución”.

Además resaltó que “este año fue de ordenamiento, mientras que el próximo va a ser un año de acercamiento a la comunidad y modernización de la institución para generar mayor transparencia, accesibilidad y control”.

Emergencias sancionadas ante el Covid 19

Por otro lado von der Thusen recordó que “el Concejo de Río Grande fue la primera casa legislativa de la provincia en sancionar tanto la emergencia Sanitaria, Administrativa y de Infraestructura Edilicia, como así también la emergencia Económica, Comercial y Tributaria ante la preocupación que causó en la población la pandemia del coronavirus, siendo que nosotros como representantes del pueblo tenemos la responsabilidad de representar a los vecinos de la ciudad, por lo cual ante la gravedad de la situación desde el Concejo Deliberante aprobamos este paquete de herramientas legislativas para que el Ejecutivo pueda actuar en consonancia ante las distintas situaciones que se están viviendo en la ciudad a lo largo de todo el 2020”.

Presupuesto 2021

Finalmente se refirió a la aprobación del presupuesto 2021, que prevé ingresos por 6.500 millones, señalando que “fue tratado en un tiempo prudencial dentro del Concejo, con la particularidad de la pandemia, porque tuvimos que hacerlo a través de las plataformas virtuales, siendo que también fuimos el primer Concejo en aprobar el presupuesto, porque entendimos que el intendente debía tener a partir del 1° de enero una ejecución real del presupuesto”.

Por tal motivo indicó que “la previsión presupuestaria siempre es importante, porque es necesario tener previsión de los recursos con los que se va a contar el año próximo, se vuelve más sencillo en términos de ejecución, los presupuestos forzados que se terminan aprobando en diciembre, o los reconducidos, complican bastante la gobernanza, si bien en este caso la Carta Orgánica no lo permite”, observó.

Von der Thusen señaló que “en este caso el presupuesto gira en torno a tres ejes, que son la inversión social, porque la crítica situación económica no ha cesado sino todo lo contrario, va en aumento y creo que el año que viene va a seguir con el mismo índice, la inversión en salud, porque no sabemos qué va a pasar con la pandemia y el día después, dado que se cree que va a haber un rebrote que va a ser más complicado y el municipio debe estar preparado para esta situación, mientras que el tercer eje es la inversión en obra pública, porque cuando hablamos de recesión económica en época de crisis la obra pública siempre ha sido el caballito de batalla para re activar la economía local y los servicios para los vecinos”.

Por último el edil renovó su compromiso con la comunidad de cara al período legislativo 2021 manifestando que “cerramos el año legislativo 2020 para dar inicio a un nuevo período en que seguiremos trabajando para dar respuestas a los vecinos, acompañando el crecimiento de la ciudad en su año del Centenario”, concluyó el Presidente del Concejo Deliberante Raúl von der Thusen señalando que la definición sobre la Presidencia del órgano para el próximo año se decidirá en febrero en Sesión Preparatoria.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Accepto Leer mas