Finalmente, el Gobierno reabrió las exportaciones de maíz.

La medida autoriza ventas por hasta 30 mil toneladas diarias, tras alcanzar un acuerdo con el sector. Hoy comienza el lockout de parte de la Mesa de Enlace.

El Gobierno nacional reabrió parcialmente este lunes las exportaciones de maíz, por unas 30.000 toneladas diarias, para intentar destrabar el conflicto con el sector exportador. La novedad fue anunciada por el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación en un comunicado oficial que se difundió cuando el paro por 72 horas impulsado por las patronales agropecuarias ya había comenzado.

Agricultura dijo que anunció la medida tras “intensas negociaciones” entre el ministro Luis Basterra y los representantes del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA). El funcionario se había reunido con los presidentes de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, José Martins; del Centro de Exportadores de Cereales (CEC), Gustavo Idigoras; de Maizar, Alberto Morelli; y del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas, Roberto Domenech, con la intención de destrabar el conflicto impulsado por las patronales agropecuarias, muchas de ellas ligadas a la oposición.

Las entidades nucleadas en la Mesa de Enlace SRA, FAA y CRA (Coninagro no se sumó en esta oportunidad, mostrando una fisura dentro del gremialismo agropecuario) convocaron a un cese de comercialización y control de carga (eufemismo para llamar al impedimento de circular a los camiones que sí lleven producción agropecuaria a los puertos) que comenzó este mismo lunes y se extenderá hasta el miércoles inclusive.

“Se alcanzaron acuerdos entre los distintos actores de la cadena agroindustrial de esta materia prima y se verifica el compromiso de los oferentes al abastecimiento del mercado con fluidez hasta el empalme con la campaña 20/21”, dijo Agricultura. Y señaló que ese compromiso fue “aceptado” por los sectores demandantes de las cadenas productoras de alimentos de consumo.

“Es de preocupación del Estado Nacional el impacto de los precios de esta materia prima sobre las distintas cadenas de transformación en alimentos de la mesa de los argentinos y argentinas”, dijo el Gobierno.

En ese sentido, el CAA también expresó preocupación similar, acordándose un cronograma de trabajo, con inicio el martes 12 de enero, a los efectos de trabajar propuestas para desacoplar los precios internacionales de los domésticos. Tras ello, el Gobierno consideró que se alcanzó el compromiso de garantizar la oferta de maíz a las distintas cadenas de producción, pero se aclaró que resta aún resolver las condiciones de accesibilidad a dicha oferta no sólo en términos de cantidad sino también de precios.

“Atento al acuerdo del CAA, se decide dejar sin efecto provisoriamente la medida de suspensión de registros de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) de maíz”, dijo Agricultura en su comunicado. No obstante, durante el período de análisis de las alternativas para el logro de estos objetivos, mientras se alcanzan los consensos, el ministerio a través de la Subsecretaría de Mercados realizará un monitoreo a fin de garantizar la disponibilidad para la demanda interna de maíz de la campaña 19/20.

A tal efecto, las DJVE maíz 19/20 no podrán superar las 30.000 toneladas diarias. “Estarán exceptuadas de este requerimiento las especialidades Flint y las orgánicas NOP”, dijo la cartera que conduce Basterra.

Fuente El Destape Web

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Accepto Leer mas