8M: Con una multitudinaria marcha la colectiva Feminista recorrió las calles de Río Grande para conmemorar el Día de la Mujer.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, la Colectiva Feminista de Río Grande se movilizó con un fuerte reclamo a la justicia y al Estado Nacional, Provincial y Municipal para exigir la real articulación de sus instituciones para garantizar la seguridad de las mujeres en situación de violencia.
Con carteles en mano, brillo en sus caras, megáfonos, cánticos y bombos, mujeres autoconvocadas y de diferentes organizaciones recorrieron las calles de Río Grande para reclamar que ‘Nuestra Pandemia es el Patriarcado’ como indica el documento oficial de la Colectiva Feminista.
El mismo indica: “estamos una vez más en las calles movilizadas porque una de nosotras por día muere a manos de un varón violento por ser mujer, travesti o transexual. Estamos alertas porque con la llegada del Covid a nuestros territorios se nos pidió aislamiento para cuidar la salud, pero para muchas compañeras esto significó permanecer en sus hogares al lado de su agresor. Nuestra pandemia es el patriarcado”.

“Desde hace al menos una década hay un femicidio diario en Argentina. Las medidas de protección no sirven. Llevamos más femicidios que días del 2021…¿Qué tiene que pasar para que #NiUnaMenos sea posible?” subraya el movimiento feminista de Río Grande.


Y resaltan: “está demostrado que los varones denunciados violan todas las medidas de ‘protección’, que no son tales. Un varón violento que además comprueba que puede desafiar a la Justicia es un varón que se siente completamente impune. Por ello, estamos aquí para exigir mayor articulación entre las instituciones del Estado a la hora de actuar. Ni la policía, ni los agentes judiciales, ni los municipios trabajan de manera articulada a partir de las denuncias. Esa misma desarticulación es la que se cobra la vida de nuestras compañeras. Faltan respuestas efectivas”
Otro de los ejes principales del feminismo es la Reforma Judicial Feminista y al respecto señalaron: “necesitamos que de manera urgente se transforme el sistema jurídico en Argentina para que, desde una perspectiva de género, se garantice igualdad a todos, todas y todes. La pandemia deja hoy al descubierto las debilidades del sistema judicial con consecuencias directas en su brazo ejecutor: las fuerzas policiales. Las dilaciones de las respuestas concretas, la falta de cruce de datos y antecedentes, el destrato o la desestimación de la situación hacen a la revictimización de quienes llegan a denunciar las violencias nuestras de cada día. Si el Estado sigue llegando tarde no hay justicia”.


En cuanto a la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo el documento oficial dice: “exigimos de manera urgente que los municipios y el gobierno provincial articulen para que esta ley tenga un cumplimiento efectivo. En el Hospital Regional Río Grande no se están garantizando las interrupciones legales del embarazo en el segundo trimestre, obligando a quienes requieren la práctica por razones de salud o violencia a trasladarse a la ciudad capital”.

Y agrega: “la objeción de conciencia es una herramienta política de los sectores antiderecho, que se milita dentro del hospital público y que lo único que hace es impedir la plena soberanía de nuestros cuerpos. El aborto legal, seguro y gratuito es un derecho que se ajusta a la normativa internacional y a los avances políticos, sociales y culturales de nuestra sociedad”.

“A pesar de todo lo que vivimos cotidianamente no tengan dudas que somos y seremos las flores que rompen el asfalto de un sistema que no escucha nuestras voces. Por las que estamos acá, por las vidas de las compañeras que nos arrebataron hoy gritamos más fuerte que nunca ‘Ni una menos, vivas nos queremos“, concluyó el documento.

La marcha del #8M empezó desde la Torre de Agua a las 17hs y recorrió distintos puntos de la ciudad para pasar por las instituciones que han demostrado ser la cara de la opresión hacia las mujeres y disidencias como la Iglesia ‘Hay vida en Jesús’ sobre calle Piedrabuena, la Comisaría Primera ubicada en avenida Belgrano; la Iglesia ‘Don Bosco’ situada en Alberdi y la Dirección Interdisciplinaria de Atención Temprana (DIAT) en la oficina del Poder Judicial ubicado en la avenida 9 de Julio.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Accepto Leer mas