El reconocido host de las Batallas de Gallos “Misionero” se hizo presente esta tarde en el Centro Cultural Los Yaganes.

Esta tarde de domingo se llevó acabo un encuentro en el “Centro Cultural Los Yaganes” donde varios chicos y chicas de la cultura del hip hop se hicieron presentes para ver y escuchar una interesante charla de host más famoso de la escena, El Misionero.

Desde Karukinka Noticias pudimos tener una charla con “El misio”, que nos decía: “Lo que yo siempre trato de hablar es del hip hop, desde una forma de pensamiento, conciencia y accionar. Como el hip hop está en todas partes de nuestra vida”.

“Teniendo un buen Hip, podes tener un buen Hop”

Hizo una breve reseña del concepto del Hip Hop abordado desde su impronta: “conciencia y movimiento, según tu conciencia va a hacer tu movimiento, y de eso se trata el hip hop. Según tu “hip” va a hacer tu “hop”, y según tu “hop” vas a tener tus resultados”.

El misio explico que sus charlas “se tratan de eso, conciencia y movimiento, de experiencias de vida y del hip hop desde otro lugar, del sentir para lograr muchas cosas en las que quizás nos trabamos, que me paso a mí en su momento, de la forma que a mí me resulto y trasmitirle eso a los chicos”.

En la semana el Misionero estuvo recorriendo Tierra del fuego, en lo cual asistió a batallas de gallos en Ushuaia y Río Grande. Nos comentaba cuales fueron sus impresiones del como se vive el hip hop en la Provincia: “Tienen un fuego, una pasión grande y eso es importa. Los chicos van a rapear con un clima bajo cero, y están rapeando, metiéndole, y sabiendo que están en una isla alejados, le están metiendo durísimo y yo creo que eso es lo que más me impacta de ellos, la resistencia”.


Y, por otra parte, “Me impresiona mucho la cantidad de suicidios que hay, la cantidad de gente que esta perdida y que se esta perdiendo. Me gustaría ver la forma de como se pueden juntar esas dos partes para generar otro resultado. Que el estado este más presente porque hay gente muy capaz, de mucho talento, que esta armando cosas, gente que se preocupa para armar espacios de la nada simplemente por amor al arte y al mismo tiempo un lugar de contención, y quizás, esa es la forma de rescatar a esos pibes que están eligiendo algo extremo como eso”.


Para finalizar, dejo unas palabras de aliento para todos los chicos y chicas, “Ojalá que se prendan dos, tres, y esos dos, tres puedan alcanzar a millones, y entonces seguir sembrando. Y ojalá que todos puedan encontrarse consigo mismo y entender que son valioso, que vale la pena seguir viviendo y que pueden marcar, y ser el orgullo de la casa, de la familia, del barrio, de su ciudad y por qué no, del país”.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Accepto Leer mas