Una Mujer que renunció a todo para cumplir su sueño de viajar por Sudamérica en bicicleta.

Ni las inclemencias de un largo viaje, ni la pandemia, pudo detener el sueño de Dánae Tello Castro de llegar al Fin del Mundo sobre sus dos ruedas.

Una historia de motivación y sacrificio que comenzó el 22 de marzo del 2019, Dánae Tello Castro de 31 años de edad, de nacionalidad Peruana, renunciaba a su trabajo como Ingeniera Civil para recorrer Sudamérica en bicicleta. Su meta era llegar desde Cusco hasta Ushuaia.

Para esta aventura, la joven nacida en Huamachuco (La Libertad – Perú), tuvo que ahorrar un año y medio e ir aumentando sus travesías en bicicleta por todo Perú para mejorar su estado físico. No solo se preparo físicamente, sino que, también, hubo una preparación mental en la que Dánae investigó a bloggers, consultó con ciclistas expertos, y cada mes compraba implementos para poner a punto su bicicleta. Solo era una cuestión de tiempo dar inicio a su gran viaje: “Siempre quise hacer este recorrido en solitario, era algo que me había trazado desde hace mucho”, remarca.

Esta joven detalla que eligió la Ciudad de Cusco como punto de partida, por la energía y mística que rodea a este rincón del Perú.  Con una mochila y cuatro alforjas – donde lleva ropa para el calor y frio, herramientas, comida, bolsa para dormir y una carpa- en la parrilla de su bicicleta, Dánae se despedía de Perú.

Sobre la experiencia, Dánae comenta que ha hecho muchos amigos en la ruta, ya que se toma un par de días en cada localidad para compartir con la gente y conocer sus historias y tradiciones. Además, aprovecha su estadía para intercambiar alojamientos o comida con trabajos, desde mesera hasta jardinería. Todo suma para generar ingresos y ella afirma que no siente vergüenza de hacerlo.

A pesar de que, en los primeros meses del viaje, el presupuesto le quedo corto y las llantas de su bicicleta se le han pinchado innumerables veces, ella, nunca pierde la sonrisa. Incluso se ha dado el tiempo para hacer artesanías y vender algunas de las fotografías que ha capturado en su recorrido en ferias artesanales.

Luego de un año que emprendió la travesía, llego a la ciudad de Rio Gallegos y se vio obligada a hacer la cuarentena producto de la pandemia. Su viaje se posponía, pero no por mucho tiempo, Dánae sabia que iba a cumplir su sueño.

En el marco de la cuarentena, tuvo la suerte de que una amiga que conoció en Bolivia le permitió armar su carpa en el patio de su casa y en plena pandemia, se le ocurrió hacer barbijos caseros e intercambiarlos. “Los comencé a hacer, pero no para venderlos. Sino que los intercambio por productos”, contó.


“Primero hice para todos en la casa, después para un vecino y luego pensé en publicarlo. Me escribieron varios, la gente aquí es muy amable”, detalló Dánae. “Me emocioné cuando vino la primera persona a buscar el barbijo”, resaltó.

Luego de un largo año de viaje y uno muy difícil en situación de pandemia, Dánae este 17 de marzo llego a su meta, el Fin del Mundo.  Ushuaia la recibía con los brazos abiertos a esta joven peruana que ha atravesado un sinfín de dificultades que no pudieron detener a sus dos ruedas y un sueño.

Nos comento a Karunkinka Noticias que esta decidida a pasar el invierno en la Ciudad de Ushuaia, y va a estar enseñando Matemáticas, AutoCAD o computación para el que lo necesite. Su Numero de teléfono es 2966241672.

La podes encontrar en Facebook como http://www.facebook.com/nakimunecaviajera.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Accepto Leer mas