Muere a los 82 años Bernie Madoff, autor de la estafa piramidal más grande de la historia.

El exfinanciero Bernie Madoff, autor de la mayor estafa piramidal de la historia de Wall Street, por la que fue condenado a 150 años de prisión, falleció a los 82 años. Las primeras informaciones apuntan a una muerte natural tras arrastrar una enfermedad renal y varias otras dolencias médicas.

Bernie Madoff fue considerado durante décadas como un economista de éxito y confiable en Wall Street. Era conocido también como un gran filántropo por la comunidad judía estadounidense. Pero en 2008 sus dos hijos destaparon sus tropelías: miles de millones de dólares estafados a grandes y pequeños inversores. Se calcula que en total fueron unos 64.800 millones robados.

Condenado en junio de 2009 a 150 años de cárcel, Madoff falleció este miércoles 14 de abril a los 82 años en la prisión de Butner, en Carolina del Norte. Las autoridades penitenciarias afirmaron que, a falta de confirmación oficial, Madoff habría fallecido por causas naturales tras sufrir una enfermedad renal terminal y varias dolencias.

Debido a estas dolencias, sus abogados intentaron sin éxito en 2020 una “liberación compasiva”, pero el juez la rechazó. “Bernie, hasta su muerte, vivió con culpa y remordimiento por sus crímenes”, dijo su abogado Brandon Sample en un comunicado.

“Aunque los crímenes por los que Bernie fue condenado han llegado a definir quién era, también era padre y esposo. Hablaba con suavidad y era un intelectual. Bernie no era en absoluto perfecto. Pero ningún hombre lo es”, añadió.

Del distrito de Queens a magnate de Wall Street

Madoff nació un 29 de abril de 1938 en el distrito neoyorquino de Queens en el seno de una familia migrante europea. Tras graduarse en la Universidad de Hofstra en 1960, creó Bernard L.Madoff Investment Securities, con $ 500 dólares que tenía ahorrados y una oficina prestada por su suegro.

Su negocio de venta de acciones fue creciendo hasta el punto de convertirse en uno de los cinco corredores de bolsa originales del sistema comercial Nasdaq a principios de los 70. No se sabe exactamente cuándo comenzó su fraude masivo, si bien Madoff defendía que en los años 90, cuando las espectaculares ganancias que conseguía para su firma y sus clientes empezaron a levantar sospechas.

Hasta 2008, la empresa de Madoff recibió hasta ocho investigaciones de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, pero nunca encontraron fraude. “Hubo varias veces que me reuní con la SEC y pensé: “Me atraparon”, dijo Madoff a los abogados en una entrevista en prisión, según ‘ABC News’.

Su fraude consistía en una típica estafa piramidal, también llamada sistema Ponzi, que se basaba en usar el dinero de los nuevos inversores para pagar a sus anteriores clientes. Pero con la llegada de la crisis de 2008 todo se derrumbó. Sus inversores intentaron retirar en torno a 7.000 millones de dólares de sus fondos, algo que Madoff fue incapaz de devolver.

“Cuando comencé este crimen, creí que sería algo de lo que podría salirme, pero eso se volvió imposible”, dijo Madoff a la corte que lo juzgó. “Por mucho que lo intenté, más profundo me hundí en un hoyo”.

150 años de prisión en el juicio de 2009

Tras la denuncia de sus hijos, Madoff fue detenido el 11 de diciembre de 2008. Tan solo tres meses después se declaró culpable de 11 cargos criminales que incluían el fraude, lavado de dinero y perjurio. Todo ello sumaba 150 años de cárcel. Pese a asegurar que había llevado a cabo la estafa solo, los jueces condenaron a otras 15 personas.

Entre ellas, su hermano menor, condenado a 10 años de cárcel y cinco exempleados de la empresa. Su esposa, Ruth Madoff, alegó sentirse engañada y quedó absuelta y con derecho a quedarse con 2,5 millones de dólares, pese al escepticismo que levantaba su versión de víctima de los hechos. Su hijo mayor, Mark Madoff, se ahorcó en 2010 perseguido por las demandas.


Entre los estafados por Madoff se encontraban personajes ilustres como los actores Kevin Bacon, Kyra Sedgwick y John Malkovich; el lanzador del Salón de la Fama del béisbol Sandy Koufax; y una organización benéfica asociada con el director Steven Spielberg. “Pensamos que era Dios. Confiábamos en todo lo que estaba en sus manos”, dijo en 2009 el premio Nobel de la Paz Elie Wiesel, cuya fundación perdió 15,2 millones de dólares.

Pero también medianos y pequeños inversores, muchos de los cuales nunca recuperaron su dinero. Hasta la fecha, Irving Picard, un fideicomisario designado por la Justicia, ha recuperado más de $ 14,4 mil millones, una cifra que no llega al 25% del valor total que se estima que Madoff pudo estafar a sus inversores.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Accepto Leer mas