El anuncio de Elon Musk que hizo caer Bitcoin.

El CEO de Tesla se refirió a la moneda y provocó un desplome de la criptomoneda del 20 por ciento en pocas horas.

La combinación del mayor dato de inflación interanual en los Estados Unidos en 13 años y el anuncio de la empresa de autos eléctricos Tesla de que dejará de aceptar Bitcoin (BTC) como forma de pago fue un combo letal para la criptomoneda, que perdió más de 20% de su valor en las últimas horas.

El Bitcoin llegó a cotizar hasta esta noche a US$47.376 por unidad, un 18,33% menos que los casi US$58.000 a los que se vendía este mediodía, su menor precio desde finales de abril cuando también había sufrido una caída similar, según datos de Coinmarketcap.

El anuncio de este mediodía de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) de Estados Unidos de que la inflación interanual en abril fue de 4,2% -la más alta desde septiembre 2008- disparó las expectativas de una suba de tasas por parte de la Reserva Federal (FED) para frenar el alza de precios, lo cual afectó la cotización de todos los activos en el mercado financiero, tanto a acciones como de criptomonedas.

Sin embargo, la estocada final para Bitcoin llegó cerca de las 19 horas cuando Tesla, la empresa que preside el influyente Elon Musk, anunció que dejará de aceptar BTC como forma de pago para sus autos debido al alto consumo energético y uso de combustibles fósiles que utiliza el minado de esta criptomoneda.

”Tesla ha suspendido la compra de vehículos usando Bitcoin. Estamos preocupados por el rápido aumento en el uso de combustibles fósiles para el minado y transacciones de Bitcoin, especialmente carbón, que tiene el peor nivel de emisiones que cualquier combustible”, aseguró el propio Musk en un comunicado que publicó en su cuenta de Twitter.

Si bien señaló que las criptomonedas son una “buena idea” en mucho niveles y que tienen “un futuro promisorio” sostuvo que esta nueva tecnología “no puede llegar a un costo grande para el medio ambiente”.

En ese sentido, confirmó que Tesla no venderá sus Bitcoins y serán usados para transacciones “ni bien se usen energías más sustentables para su minado”. Además agregó que la empresa está buscando criptomonedas que usen “menos del 1% de la energía por transacción que use Bitcoin”.

La noticia provocó una estampida no solo en BTC, sino en todo el mercado cripto que está sufriendo una enorme corrección en las últimas 24 horas: Ethereum (-7.70%), Polkadot (-7,5%), XRP (-14,39%), Dogecoin (-17,53%), Litecoin (-17,5%), Tron (-18%) o EOS (-27,12%), entre otras.

El pasado 14 de abril Bitcoin había alcanzado su récord de cotización al superar los US$ 63.700, un aumento de 114% desde el inicio del año más de cuatro veces que en octubre de 2020 cuando su precio oscilaba en los US$15.000 y jamás había superado los US$ 20.000.

Preocupación climática

La moneda digital se crea cuando las computadoras de alta potencia compiten con otras máquinas para resolver complejos acertijos matemáticos, un proceso que consume mucha energía y que en la actualidad a menudo se basa en la electricidad generada con combustibles fósiles, particularmente carbón.

Al ritmo actual, dicha “minería” de Bitcoin consume aproximadamente la misma cantidad de energía anualmente que los Países Bajos en 2019, según los últimos datos disponibles de la Universidad de Cambridge y la Agencia Internacional de Energía.

Algunos inversores pusieron en duda los planes de Tesla hace meses .”Por supuesto, estamos muy preocupados por el nivel de emisiones de dióxido de carbono generadas por la minería del Bitcoin”, dijo en febrero Ben Dear, director ejecutivo de Osmosis Investment Management, un inversor sostenible que gestiona alrededor de 2.200 millones de dólares en activos que tiene acciones de Tesla en varias carteras.

Fuente La Nacion

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Accepto Leer mas