Rusia aprobó las vacunas Sputnik V hechas en Argentina.

Lo confirmó la ministra de Salud nacional, Carla Vizzotti, en conferencia de prensa este miércoles por la mañana. “El Instituto Gamaleya confirmó el control de calidad satisfactorio de los tres lotes” producidos en la Argentina, celebró.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, confirmó la noticia que todos esperaban: Rusia aprobó los componentes de la vacuna contra el COVID-19 Sputnik V producidos en la Argentina a través de laboratorios Richmond. “El Instituto Gamaleya confirmó el control de calidad satisfactorio de los tres lotes de cada uno de los componentes, tres del componente uno y tres del dos, que se enviaron hace semanas, formulados y llenados en Richmond, Argentina”, anunció Vizzotti.

“Vamos a avanzar firmemente en la importación de antígenos para que la Argentina sea parte de la cadena de producción”, sostuvo la funcionaria. La confirmación de la aprobación de las muestras de la vacuna Sputnik V hechas en Argentina es el inicio a la primera etapa de producción de las inoculaciones masivas en el país.

Cómo se llevará a cabo la producción de la Sputnik V en la Argentina

Según confirmaron desde el Gobierno nacional, se calcula que las vacunas estarían disponibles antes de fin de mes para comenzar a ser aplicadas en el país. Se trata de una mitad de dosis 1, y el resto corresponde a la segunda dosis. En este marco, habrá dos etapas de producción: por ahora, Laboratorios Richmond recibirá el principio activo desde Rusia y realizará la parte final del proceso. Próximamente se fabricarán en su totalidad en el país.

En este sentido, habrá dos etapas de producción: en la primera, como se detalló anteriormente, en función de la pandemia y para acelerar los tiempos, implica la importación del antígeno desde Rusia para su posterior envasado en nuestro país. Mientras que en la segunda etapa, Argentina ya podrá producir las vacunas incluso desde su principio activo, pero habrá que esperar a la construcción de la nueva planta de la firma, que se prevé para 2022.

Fue el pasado 20 de abril que Laboratorios Richmond confirmaba la producción de más de 20 mil dosis de prueba que fueron enviadas a Rusia para que el Instituto Gamaleya proceda a su control de calidad. “Argentina se ha convertido en el primer país de América Latina en iniciar la producción de Sputnik V. El Fondo Ruso de Inversión Directa y sus socios facilitaron la transferencia de tecnología a Laboratorios Richmond. El primer lote se enviará al Centro Gamaleya para el control de calidad. La producción a gran escala de la vacuna debe comenzar en junio”, informaban desde Sputnik V.

La posibilidad de poder completar el proceso de producción de la vacuna Sputnik V en Argentina a partir de la sustancia activa que fabrica el Instituto Gamaleya, en tanto, aceleraría el plan de vacunación que lleva adelante el Gobierno. Además, nuestro país se convertiría en uno de los nodos de la cadena de producción de vacunas en América Latina, y de esta manera favorecer el acceso a los demás países de la región.

Sputnik V está registrada en 60 países, con una población total de 3 mil millones de personas. La efectividad de la vacuna es del 97,6%, según el resultado del análisis de datos sobre la incidencia del coronavirus entre los rusos vacunados con ambos componentes en el período comprendido entre el 5 de diciembre de 2020 y el 31 de marzo de 2021. Es la vacuna con mayor efectividad contra el virus.

Fuente El Destape

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Accepto Leer mas