Cristina Kirchner reaccionó al dato de pobreza informado por la UCA: “Están jugando con la mesa de los argentinos”.

“Hoy ya estamos peor que en el año 2004″, sostuvo la ex expresidenta a través de las redes sociales. Además, replicó a Javier Milei y volvió a criticar a Mauricio Macri.

NACIONALES 19 de febrero de 2024 Karukinka Noticias Karukinka Noticias

BANNER_WEB_AREF

FXQCRT4FI5ADLPVCQDUYADHSPQ

banner_findelmundo_780x90

Cristina Kirchner se refirió en la mañana de hoy al último informe publicado por el Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), que registró un nivel récord de pobreza del 57,4%. Según este dato, hay 27 millones de personas pobres en toda la Argentina, de las cuales 7 millones viven en situación de indigencia. “Están jugando con la mesa de los argentinos”, consideró la expresidenta.

A su vez, replicó la crítica del presidente Javier Milei, que asoció este nivel de pobreza al modelo de la “casta política” y responsabilizó al gobierno de Mauricio Macri por el endeudamiento con el FMI.

“No pudo seguir en el gobierno (en relación a Macri), pero el condicionamiento estructural que significaron sus decisiones en materia de endeudamiento, tanto por la magnitud de su volumen total con bonistas privados y con el FMI, como por el retorno de ese organismo multilateral en su rol de auditor de la economía argentina, aun persiste. Con el gobierno de Mauricio Macri la Argentina, como en el juego de la oca, retrocedía casilleros a mansalva. El gobierno que siguió no pudo o no supo cortar este verdadero nudo gordiano de la economía argentina”, sostuvo Cristina Kirchner, que republicó parte del documento que difundió la semana pasada.

Y agregó: “Si fuera el Juego de la Oca, al mirar el gráfico del Observatorio, más que un retroceso a mansalva estaríamos viendo cómo, a partir del año 2018 -con endeudamiento en dólares y regreso del FMI de la mano de Mauricio Macri-, volvimos para atrás hasta caer en el punto de partida. La realidad que muestra este trabajo es que hoy ya estamos peor que en el año 2004. Sin embargo, la verdadera tragedia es que no están jugando un juego de mesa, sino con la mesa de los argentinos”.

Los datos relevados en el informe de la UCA, que se dio a conocer el sábado, dieron cuenta del aumento que hubo en el índice de pobreza, debido a que la tasa ascendió del 49,5%, correspondiente al mes de diciembre de 2023, al 57,4%, medido en enero de este año. En paralelo, la población indigente pasó de representar el 14,2% en diciembre a cerrar en 15% en tan solo un mes.

Frente a esto, Milei reaccionó también a través de las redes: “La verdadera herencia del modelo de la casta: 6 de cada 10 argentinos son pobres”, sostuvo. A su vez, defendió su objetivo de cambiar el panorama social, económico y político actual: “La destrucción de los últimos cien años no tiene parangón en la historia de Occidente. Los políticos tienen que entender que la gente votó un cambio y nosotros vamos a dar la vida para llevarlo adelante; no vinimos a jugar al juego mediocre de la política, vinimos a cambiar el país”.

De acuerdo con los investigadores que dirigieron el relevamiento de los datos, las cifras fueron obtenidas a través de un análisis del aumento de la inflación, el costo de la Canasta Básica Total (el índice que determina la línea de pobreza) y de la Canasta Básica Alimentaria (que sirve como parámetro para establecer el umbral de indigencia).

Los expertos explicaron que se realizaron dos ejercicios de simulación que tomaron los ajustes que fueron aplicados a los microdatos de la EDSA (Encuesta de la Deuda Social Argentina) en el tercer trimestre de 2023. De esta manera, se recalculó el nivel de indigencia y pobreza, teniendo en cuenta los aumentos en las canastas, a la vez que se actualizaron los montos de los ingresos laborales y no laborales que fueron obtenidos en diciembre de 2023. La segunda prueba reprodujo el cálculo, según los ingresos correspondientes a enero de 2024.

Luego de que se descubriera la variación que existió entre un mes y el otro, el informe de la UCA advirtió que el índice de pobreza era alarmante, debido a que se trató del más alto del que se tiene registro en lo que va de este siglo. Anteriormente, la cifra récord cerró en 54%, la cual correspondió a la situación social vivida en el 2002.

Por otro lado, señalaron que el número obtenido fue mayor a las estimaciones realizadas por el economista Martín Rozada, profesor de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), quien había pronosticado un aumento que pasaría de 40,1% (último dato oficial publicado por el Indec) a un estimado del 46,8%. El análisis ponderaba que unas 21,8 millones de personas no lograrían cubrir el costo de la Canasta Básica Total, sin embargo, la cifra presentada por la UCA representó a 27 millones de la población.

A pesar de que las investigaciones precisaron los niveles de pobrezas en las diferentes regiones del país, las últimas estadísticas ofrecidas por el Indec indican que la zona más pobre se trataría del noreste argentino (NEA). Para la mitad del 2023 se había registrado que un 42% de la ciudadanía era pobre, mientras que un 10,6% era indigente.

En simultáneo, el organismo informó que la segunda región más pobre era el Gran Buenos Aires (GBA), debido a que en el primer semestre un 41,4% de los habitantes cayeron por debajo de la línea de pobreza y un 10,4% ya eran consideradas como personas en situación de indigencia.

Por último, la medición ubicó en tercer lugar al noroeste argentino (NOA), con 41% de pobreza y 7,8% de indigencia; seguido de Cuyo, con 40,7% y 6,7%; en el quinto escalón, se posicionó la región pampeana, con 36,8 % y 8,2% de indigencia; y, por último, la Patagonia, con 33,2% de pobres y 5,5% de indigentes.

300x250 salud

BTF---Nuevo-HB-0823---300x600