Horror en Rosario: ejecutaron a un hombre en plena calle de siete disparos

Con este último crimen, la cifra de homicidios aumentó a 58 en lo que va del año. La modalidad con la que se asesinó al hombre fue similar a la utilizada hace un mes para enviar un mensaje mafioso a barrabravas de Newell’s que se encuentran presos

NACIONALES 02 de marzo de 2023 Karukinka Noticias Karukinka Noticias

BANNER_WEB_AREF

NXYXIH5B6NE7PLZX66HHT2IGOY

banner ahorro energía

La cifra de asesinatos en Rosario, Santa Fe, aumenta cada día. El miércoles por la noche ejecutaron a un hombre en plena calle y, de esta manera, la ciudad ya suma 58 homicidios en lo que va del año.

El hecho ocurrió en el barrio Urquiza, ubicado en la zona oeste del territorio rosarino. Según los primeros datos que pudieron conocerse sobre el crimen, minutos antes de las 20 horas, los asesinos llevaron al hombre en auto hasta las inmediaciones de la intersección de las calles Amenábar y Barra, lo hicieron descender y lo acribillaron.

La Policía de Rosario se hizo presente a la brevedad en el lugar del hecho para realizar todos los peritajes correspondientes, pero el cuerpo estuvo una hora tendido sobre el asfalto hasta que comenzaron las pericias, según el relato de uno de los vecinos.

En ese sentido, quienes viven en la zona aseguraron que la víctima “no es del barrio”, puesto que nadie lo conoce, por lo que indicaron que, posiblemente, lo hayan trasladado de otro lado. “Fueron seis o siete tiros, seguro”, contaron al canal El Tres de Rosario.

Pese a que aún resta avanzar con la investigación para conocer los motivos que llevaron a los asesinos a acribillar al hombre, la modalidad es bastante similar a la que se utilizó hace un mes atrás. El miércoles 1° de febrero un joven malabarista había terminado de ensayar, cuando fue secuestrado por los ocupantes de un Renault Sandero con pedido de captura por robo. Tiempo después, lo llevaron hasta la puerta 6 del estadio de Newell’s y lo acribillaron para dejarle un mensaje mafioso a los presos ligados a la barrabrava. La víctima fue identificada como Lorenzo “Jimi” Altamirano.

Sin embargo, no trascendió información que vincule al asesinato de este joven con la muerte del hombre en el barrio Urquiza, como tampoco que se trate de algún mensaje o advertencia mafiosa.

Con este último homicidio, Rosario comenzó marzo con 58 asesinatos registrados en lo que va del año, según la información de La Capital. Mientras tanto, la preocupación aumenta entre las autoridades que intentan combatir la inseguridad y el avance del narcotráfico sobre el territorio.

De hecho, las estadísticas de febrero indican que hubo un asesinato en Rosario cada 21 horas, puesto que se registraron 30 homicidios. De acuerdo con la información del portal regional Mirador, las víctimas tenían entre 18 y 72 años, dentro de las cuales 7 fueron mujeres. Solo tres de los homicidios se cometieron con arma blanca y los restantes fueron perpetrados con un arma de fuego.

La inseguridad y la violencia es tal que los dueños de las empresas fúnebres solicitaron más seguridad para poder seguir trabajando, puesto que hace unos días se produjo una balacera en la puerta de una sala velatoria, donde se despedían los restos de una persona que había sido asesinada.

En consecuencia, el ministro de Seguridad de Santa Fe, Claudio Brilloni, exigió “más colaboración, compromiso y participación” a las fuerzas federales y pidió que pongan en la tarea un “espíritu más proactivo”.

Las declaraciones de Briolloni se dieron en el marco de una reunión de la Mesa de Comando Conjunto, de la que participaron el gobernador santafesino, Omar Perotti, y el intendente de Rosario, Pablo Javkin, junto con representenes de las fuerzas nacionales y provinciales.

Este encuentro formó parte de las conversaciones semanales que mantienen los diferentes organismos de la Nación, la Gobernación y el Municipio que tienen como objetivo lograr coordinar un abordaje integral de la problemática. Durante esta reunión, se coordinaron las acciones operativas a llevarse adelante en barrios de alta conflictividad y vulnerabilidad social, así como también se establecieron como objetivos principales: bajar el índice de criminalidad y detener a aquellas personas que eligen vivir “al margen de la ley”, de acuerdo con las declaraciones de Brilloni.

SALUD-480-OK

BTF---Nuevo-HB-0823---300x600