Sergio Berni apuntó contra Eugenio Burzaco: “Que no me llame porque se va a comer flor de puteada”.

El ministro de Seguridad bonaerense lanzó duras críticas contra su par de la ciudad de Buenos Aires por el operativo en el que fue agredido. También aseguró que la Policía de la Ciudad lo llevó detenido cuando lo sacó del lugar

NACIONALES 04 de abril de 2023 Karukinka Noticias Karukinka Noticias

BANNER_WEB_AREF

MRZFB5I2MFAWPOZX6EU6EY53F4

Banner_Web_Operativo_Invierno_780x90

Luego de los disturbios que se generaron durante la protesta por el asesinato de un colectivero en La Matanza, en los que fue herido, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, cuestionó el accionar de la Policía de la Ciudad y le recomendó a su flamante par porteño, Eugenio Burzaco, que no lo llame porque “se va a comer flor de puteada”.

“La Argentina no puede seguir en este estado de violencia, no puede dirimir los conflictos gremiales así y la política no puede fomentar la violencia. Yo le puedo garantizar que hay una metodología de incitación a la violencia por parte de algunos sectores políticos en algunos distritos que convocan a los medios de manera injustificada y cuando se prenden las cámaras empiezan la excitación”, denunció el funcionario bonaerense.

Durante una entrevista en C5N, Berni aseguró que los incidentes comenzaron cuando, en medio de los forcejeos con los manifestantes, quiso “proteger a un trabajador” al que uno de los efectivos “le pegó un escudazo de manera incalificable”.

“(La Policía de la Ciudad) me lleva detenido y, la verdad, durante todo el tiempo, cuidándome un flanco contra la pared, durante 20 minutos pudimos tranquilizar la situación, estábamos viendo dónde nos reuníamos y cuando ya estaba todo listo, aparece la Infantería y les pido por favor que no avancen, que se queden ahí, porque me dicen ‘van a reprimir’”, precisó.

En este sentido, el titular de la cartera bonaerense de Seguridad explicó que estaba la fuerza porteña actuando en el conflicto porque “la General Paz y las colectoras, hasta la vereda, es jurisdicción de la ciudad de Buenos Aires”.

Al ser consultado sobre si Burzaco se comunicó con él para solidarizarse con lo sucedido, contestó: “No. Y mejor que no me llame porque se va a comer flor de puteada. No necesito explicaciones, conozco demasiado bien cómo funciona esto. Esto no se hace, usted no puede poner en riesgo la vida de una persona”.

El ministro ratificó que fue “personalmente para pedirle a la Policía que no avanzara” para evitar que la situación empeorara, pero cuando se acercó “a ayudar a esa persona agredida”, lo “agarraron de atrás” y no lo “dejaron ir”.

“Justamente, les dije que de ahí no me iba. Fíjense en cualquier imagen que yo no me quería ir. Creo que una imagen vale más que mil palabras. Fíjense la fuerza que estaban haciendo los policías y yo no me quería ir, yo quería volver. Inclusive, en el momento en el que me zafé, volví hasta donde estaban (los manifestantes). Sobre todo, estaba muy indignado con el escudazo que le dieron a un trabajador que lo único que quería hacer era hacerles entender que estábamos llegando a un fin pacífico y que en 15 o 20 minutos eso se resolvía”, insistió.

Sobre la inseguridad en la provincia, Berni remarcó que durante la gestión de María Eugenia Vidal, su antecesor en el cargo, Cristian Ritondo, “se había comprometido a que los colectivos tuvieran cámaras y que transmitieran directamente”, pero nunca se concretó ese proyecto y fue el actual gobernador, Axel Kicillof, quien “le dio 2500 millones de pesos en 2021 para ejecutar el programa”.

“A través del subsidio se les dio la plata con un abordaje específico: las cámaras de seguridad conectadas a un centro de monitoreo y dentro de las adaptaciones que tiene es para recibir imágenes”, detalló el funcionario.

Al referirse a los supuestos activistas políticos que habrían estado en la protesta, señaló que los tiene “identificados” porque los ve “permanentemente, sobre todo en La Matanza”, y argumentó que estas personas “no desaprovechan ninguna situación para siempre generar actos vandálicos”, como el de este lunes, en el que terminó con varias lesiones.

“Yo no soy alcahuete, pero supongo que así como hay fiscales que cuando ven un programa de televisión a uno lo denuncian por enriquecimiento ilícito o por no sé qué, supongo que estarán haciendo la denuncia (contra los agresores que lo hirieron), ¿o solo la hacen cuando les conviene? Y las vueltas de la vida me va a dar la posibilidad de tenerlos en la cara uno por uno en la calle”, comentó.

Asimismo, consideró que “la seguridad no es solamente una cuestión policial, es multicausal” y cuestionó a la ex ministra nacional Patricia Bullrich, al señalar que nunca la vio “en un conflicto, los cuales no se arreglan desde un escritorio”.

Este clima lo vemos permanentemente en la calle. Las principales alarmas se ven cuando dos personas chocan en el auto y termina en homicidio. Un simple choque de esquina termina en homicidio. Hay un clima hostil y por eso creo que es responsabilidad de todos los sectores de la política, que tienen que ser parte de la solución y no del problema”.

Sobre el cierre, habló sobre el apoyo por parte de Kicillof: “Le soy sincero, un gobernador respalda a un ministro en situaciones desfavorables. Eso hizo (Horacio Rodríguez) Larreta con (Marcelo) D’Alessandro, lo respaldó en una situación desfavorable. La verdad, yo no cometí ningún delito. Hice lo que tenía que hacer”.

ezgif-2-fdb2723f59

BTF---Nuevo-HB-0823---300x600