Mauricio Macri define si será candidato a vicepresidente de Boca en la lista de Andrés Ibarra.

El ex mandatario xeneize acompañaría en la fórmula al líder de la lista de la oposición. Las fechas clave para oficializarlo.

ACTUALIDAD 20 de octubre de 2023 Karukinka Noticias Karukinka Noticias

BANNER_WEB_AREF

Banner_Web_Operativo_Invierno_780x90

Justo antes de las Elecciones Nacionales que se llevarán a cabo el próximo domingo 22 de octubre, Mauricio Macri está a punto de tomar una decisión trascendental: confirmaría su candidatura como vicepresidente de Boca Juniors siendo compañero de fórmula de Andrés Ibarra. El ex mandatario xeneize, que impulsó a quien fuera su gerente general durante su última gestión en la institución de la Ribera, se prepara para tener un papel preponderante nuevamente.

Aunque la noticia todavía no fue oficializada por el espacio “Pasión + Gestión”, es casi un hecho que en los comicios de diciembre el 1-2 de una de las listas opositoras estará constituido por Ibarra y Macri. En vísperas de la final de la Copa Libertadores que Boca disputará en Río de Janeiro ante Fluminense el próximo 4 de noviembre se definirá el plazo para la presentación de listas frente a la Comisión Electoral (entre el 19 y 27 de noviembre se deberán oficializar las mismas), mientras que las fecha estimativa de la elección podría el 3 o el 10 de diciembre.

En noviembre de 2022, Ibarra presentó su candidatura en un acto que tuvo como invitado estelar a Macri. Hasta allí, no había habido precisiones sobre el rol que iba a ocupar el ex presidente de la Nación dentro de un espacio creado por él mismo y en el que justamente Mauricio había sido el encargado de designar a Andrés Ibarra como la cabeza del movimiento de cara a las elecciones. Entendió que era su turno, luego de que previo a los comicios de 2019 fuera Daniel Angelici el que señalara a Christian Gribaudo como el candidato a sucederlo en el cargo de presidente boquense.

LHCOJDLO4ZBIDPZT5RDZGFSCQQ

“Voy a acompañar en la Comisión Directiva, sí. Dónde me pongan voy a estar. Creo que es un momento en el que hay que poner el hombro porque estamos muy mal. Estamos muy tristes con este presente de Boca”, declaró Macri en mayo de este año, cuando en el lanzamiento de la plataforma que lidera Andrés Ibarra confirmó que integraría una de las listas de la oposición (la otra es la del empresario mendocino Jorge Reale). Mucha agua corrió debajo del puente y, en cuestión de días, MM volvería a postularse en los altos rangos de la institución xeneize tal como hizo en 1995 cuando le ganó las elecciones a Antonio Alegre.

Desde el oficialismo, donde también aprontan los lugares de su propia lista, confían en que independientemente del resultado de la final de la Libertadores la balanza se inclinará a su favor. Todavía no está claro si Juan Román Riquelme, hoy vicepresidente, se animará a ser la cabeza número 1 de la fórmula. Tampoco es un hecho que Jorge Ameal continúe activamente a su lado, ya que por lo bajo asoma un nombre que está más ligado al riñón del ídolo como Ricardo Rosica, secretario general.

Voces oficiales ligadas a Ibarra y Macri negaron que Mauricio tenga la decisión tomada, aunque según pudo saber la idea está madurada en su cabeza. Otros nombres importantes vinculados al macrismo-angelicismo aseguran que el nivel de protagonismo de Macri quedará sujeto a los resultados de las elecciones nacionales de este domingo y también al partido del 4 de noviembre en el estadio Maracaná, donde Boca definirá si rompe una sequía de 16 años sin levantar la Libertadores (justo en 2007, año en que Macri dejó la presidencia y Riquelme fue la gran figura del equipo).

En cuanto al panorama electoral del 22 de octubre, Macri acaba de publicar una carta en la que pidió que se vote a Patricia Bullrich, candidata de Juntos por el Cambio y opositora a Sergio Massa, que mantiene una estrecha relación con Riquelme y expresó hace algunos días: “Me alegró que un equipo argentino gane su serie y juegue la final de la Libertadores porque soy argentino sobre todas las cosas. Me alegraría que Boca gane la Copa porque es el sueño de Román”.

Si bien Macri apoyó abiertamente a Bullrich, también “coqueteó” con Javier Milei, que estuvo ligado al fútbol en su adolescencia al ser arquero de Chacarita Juniors y explicó por qué dejó de lado su fanatismo por Boca: “Era hincha hasta que Daniel Angelici lo trajo a Riquelme para robar. Me volví anti Boca cuando lo repatriaron a Gago. Cómo pueden traer a un número 5 que no marca. Gago tiene menos marca que La Salada”. Hace poco más de una semana, el líder de La Libertad Avanza había dedicado palabras elogiosas para Macri: “Está muy por encima de otros líderes de Juntos por el Cambio”.

Ibarra y Macri apostaron por un proyecto de construcción de una nueva Bombonera para albergar a más de 100 mil espectadores, a metros de la actual. El plan ya fue presentado ante la Legislatura porteña y cuenta con tratamiento parlamentario, así como sucedió con el Bombonera 360 del oficialismo y la Bombonera en la Isla Demarchi de Reale. En tanto, Andrés Ibarra se mostró junto a Roberto Abbondanzieri y Diego Cagna, quienes lo acompañarían en la estructura deportiva en caso de ser elegido presidente. Bajo siete llaves están los nombres de los entrenadores por los que apostaría y son debilidades de Macri desde siempre. Martín Palermo, hoy en Platense, y Carlos Tevez, de gran labor en Independiente, pueden llegar a ser las cartas bajo la manga tras la confirmación de la lista. Y no habría que descartar a los Mellizos Barros Schelotto, que quedaron libres luego de su experiencia en la selección paraguaya.

ezgif-2-fdb2723f59

BTF---Nuevo-HB-0823---300x600