Cristina Kirchner se desligó del Gobierno y afirmó: “El que decide es el Presidente y yo no fui escuchada”.

La vicepresidenta votó en Río Gallegos y cuestionó con dureza el rumbo que tomó Alberto Fernández en estos cuatro años. Además descartó que se vaya a alejar de la política a pesar de que ya no tendrá un cargo formal. “En 2015 no quise fueros y ahora tampoco, pero voy a seguir militando”, aseguró.

NACIONALES 22 de octubre de 2023 Karukinka Noticias Karukinka Noticias

BANNER_WEB_AREF

Banner_Web_Operativo_Invierno_780x90

La vicepresidenta Cristina Kirchner votó alrededor de las 13.30 en Santa Cruz y luego realizó fuertes declaraciones ante los periodistas que la aguardaban para conocer su análisis del escenario electoral.

El momento más tenso de su exposición se produjo sobre el final de la charla que mantuvo con los medios de comunicación: la líder del kirchnerismo había decido dar por terminada la conversación, hasta que escuchó una consulta que le generó un notorio fastidio y la hizo volver sobre sus pasos para responder.

“¿Cómo cree que van a recordar su gobierno?”, lanzó un cronista en referencia a este período de cuatro años que termina. “¿Qué dijiste?”, repreguntó Cristina Kirchner antes de disparar: “¿Mi gobierno? Mi gobierno del 2015 lo va a recordar (de forma) maravillosa porque por eso ganamos en 2019...”.

“Yo sé que ustedes en TN están con que ‘es el gobierno de ella’. Claro, con la responsabilidad que tiene una vicepresidenta que es la de presidir el Senado y nada más que eso, no decido políticas...”, se desligó la titular de la Cámara Alta.

Para fundamentar su postura, apuntó: “Son públicas y notorias las diferencias que hemos tenido (con Alberto Fernández) desde el 2020... cuando dije que era necesario alinear precios, salarios, tarifas y jubilaciones, pero no fui escuchada”.

“En un país de carácter presidencialista como este, está claro que el que decide siempre es el Presidente. Yo creo que mis gobiernos fueron muy bien recordados, tanto que en 2019 nos permitieron ganar en las PASO por más de 16 puntos de diferencia y después por 8. Mirá si me recordarían bien...″, remató visiblemente molesta.

Fue el cierre picante de una conversación que había comenzado de forma distendida -esta vez CFK no tuvo que esperar 1 hora y 40 minutos como en 2019-, pero que había ido tomando temperatura antes del final.

En medio de la entrevista, CFK puso cara de asombro y no pudo disimular su molestia cuando le preguntaron si a partir del 10 de diciembre comenzaba una nueva vida para ella porque ya no iba a tener un cargo formal.

“Ustedes son muy jóvenes... Hay una creencia de que se puede hacer política solamente si estas en una boleta electoral, y la verdad que no... Yo terminé en 2015 como presidenta y no quise fueros, tampoco los quiero ahora, pero desacostumbrémonos de que sólo con un cargo se puede hacer política. Y mucho menos en el peronismo...”, aclaró de modo contundente.

“Yo voy a vivir, a trabajar y a militar, lo que siempre hice en toda mi vida desde muy joven”, agregó para despejar dudas sobre su futuro.

Expectativas y un pedido de acuerdos

En cuanto sus deseos para lo que viene, Cristina Kirchner manifestó que para mañana espera “un país más sensato, un país donde todos los que tienen responsabilidades institucionales, sociales y empresariales adviertan que va a ser necesario ponerse de acuerdo en alguna cuestiones básicas”.

En ese sentido, la vicepresidenta explicó que esto es imprescindible por la situación que se generó “a partir del feroz endeudamiento con el FMI de 2018, que nos causó este fenómeno inflacionario”.

“Tengo mucha esperanza de que haya gestos de sensatez, la sociedad argentina lo necesita”, finalizó.

ezgif-2-fdb2723f59

BTF---Nuevo-HB-0823---300x600