Presidencia de Diputados: resurgió la opción de un legislador libertario, pero continúan las negociaciones.

Se trata de un cargo clave que está en la línea de sucesión presidencial. Martín Menem, Carlos D’Alessandro y Oscar Zago suenan fuerte entre las opciones de LLA. De todas formas, aún no se descartan las alternativas del peronismo disidente y el Pro.

NACIONALES 01 de diciembre de 2023 Karukinka Noticias Karukinka Noticias

BANNER_WEB_AREF

4N4SOIP7SZGFVI7WJSQFRNSDKI

banner ahorro energía

A nueve días de la toma de mando del gobierno nacional, Javier Milei se apresta a decidir finalmente el nombre del próximo presidente de la Cámara de Diputados, una de las grandes incógnitas del armado político para la nueva etapa, y en su entorno dejaron saber que se revitalizó la opción de que un referente libertario ocupe ese lugar, clave para el impulso de la agenda legislativa del nuevo jefe de Estado y que se encuentra en la línea de sucesión presidencial.

Los nombres en danza dentro del bloque de La Libertad Avanza son los de Martín Menem (La Rioja); Carlos D’Alessandro (San Luis) y Oscar Zago (Ciudad de Buenos Aires). El primero y el segundo son impulsados desde el interior, mientras que el tercero es valorado por su experiencia y su llegada directa con Milei, aunque hay pruritos sobre su procedencia: son varios los legisladores electos que prefieren un liderazgo federal. “Hay consenso en que no va más el porteñocentrismo”, deslizaron hoy desde una de las provincias.

“Estoy juntando los votos para que salgan las leyes. Me reuní con los principales referentes de arco opositor y tengo el guiño para negociar el paquete de medidas. Llegamos a los votos que necesitamos, siempre que no pongamos incongruencias. Los radicales también van a votar a favor y el Pro está jugado. No hay otro que tenga diálogo con el bloque mayoritario y con el gremialismo”, dijo el propio D’Alessandro, este mediodía.

La segunda semana posterior al balotaje estuvo atravesada de lleno por la discusión sobre las autoridades del Congreso. Por un lado se dirimía una puja por ocupar ese cargo clave entre el ex candidato a vice de Juan Schiaretti en Hacemos por Córdoba, Florencio Randazzo; y el macrista Cristian Ritondo. Pero también los diputados del bloque libertario empezaron a presionar para que, al menos, se los tuviera en cuenta. “Todavía no tenemos definiciones, pero creemos que somos nosotros, los diputados de LLA, quienes podremos entender y deberemos defender mejor en el Congreso las ideas de nuestro espacio político”, dijo hoy a este medio la diputada electa por Río Negro, Lorena Villaverde.

Si Milei eligiera a un representante de la tropa propia, quedarían relegadas las posibilidades de los peronistas disidentes y de Pro, con Mauricio Macri a la cabeza, de tener un rol preponderante en la Cámara baja, lo cual podría minar aún más la relación con el ex presidente, decepcionado por la falta de participación en el nuevo gobierno a pesar del apoyo electoral que le entregó en octubre. En cambio, sería una apuesta de Milei por la propia fuerza, a pesar de que desde el balotaje en ambos espacios se habían ilusionado progresivamente con que se los alzara en el poder de ese cuerpo a cambio de votos, a futuro, en las discusiones en comisión y sobre tablas.

El lunes por la noche, el futuro ministro del Interior, Guillermo Francos, que trabaja muy cerca de Milei y talla fuerte en la discusión sobre la distribución del poder en el ámbito legislativo, había convocado a varios diputados de LLA para escuchar sus inquietudes. En ese encuentro mostró su inclinación por un peronista, mientras crecían los rumores sobre Florencio Randazzo. Pero los libertarios tenían otros planes: plantearon que la mejor opción era que fuera uno propio.

El siguiente capítulo de la saga fue el miércoles, cuando el propio Milei hizo un paréntesis en su rechazo a la rosca política y convocó a su tropa de diputados en el hotel Libertador para explicar, a grandes rasgos, la batería de proyectos de ley que quiere tratar en sesiones extraordinarias. En el cónclave, que duró dos horas y del que participaron casi todos los miembros del futuro bloque oficialista, el presidente electo esquivó cualquier definición política. Pero el encuentro en sí mismo, aunque ni siquiera hubo foto conjunta, fue una señal de que los había escuchado y estaba al tanto de su postura.

En el bloque libertario están convencidos de que tienen capacidad para poder consensuar respaldos con otros sectores políticos, para darles así viabilidad parlamentaria a los proyectos del Ejecutivo. “No creemos que los otros candidatos que están en la palestra y quieren ocupar el sillón de la presidencia entiendan bien. Necesitamos que sea un liberal, que además es lo que el pueblo eligió”, sostuvo.

Martín Menem, nieto del ex presidente Carlos Menem y referente en La Rioja, pisa fuerte. A pesar de que no tiene experiencia en la política, estuvo cerca de ser candidato por el Pro y mantiene buena relación con los amarillos. En el entorno de Milei lo ven con buenos ojos, aunque este mediodía insistían con mantener la cautela. “No está definido. Hay un montón de posibilidades. Puede ser Martín. Pero tiene que decidirlo el Presidente y cuando así sea lo comunicará en sus canales oficiales”, dijeron en su círculo íntimo.

Los libertarios apenas se conocen entre sí. Sólo desde el triunfo de la PASO, cuando se volvió real la posibilidad de formar un bloque fuerte en el Congreso, empezaron a apurar las reuniones cara a cara para empezar a aceitar relaciones. Y el miércoles fue la primera vez que varios de ellos vieron por primera vez en persona al primer mandatario electo.

SALUD-480-OK

BTF---Nuevo-HB-0823---300x600