Víctor Bugge, el fotógrafo de los presidentes: “El gobierno de Alberto Fernández fue el peor que presencié”.

Con más de 40 años de trayectoria en la Casa Rosada, el reportero gráfico presidencial contó detalles del destrato que sufrió durante los últimos cuatro años.

ACTUALIDAD 07 de diciembre de 2023 Karukinka Noticias Karukinka Noticias

BANNER_WEB_AREF

IAOKKCGTQBHLBCVXHIQ2YDWLAE

Banner_Prohibición_Fuego_780x90

A tan solo tres días para que el presidente electo Javier Milei asuma oficialmente en su cargo luego del traspaso de mando que se desarrollará en el Congreso de la Nación, el histórico fotógrafo de la Casa Rosada, Víctor Bugge, expresó su decepción con el gobierno saliente de Alberto Fernández debido a las constantes trabas que le impusieron para realizar su trabajo habitual. “Fue un destrato, para mí fue el peor gobierno de los que presencié”, aseguró.

Con 45 años de trayectoria fotografiando a distintos presidentes del país, Bugge aún no sale de su asombro. La poca empatía que tuvo la administración de Alberto Fernández para con su trabajo, sumada a las constantes “agresiones” que sufría su equipo fueron el detonante para que el fotógrafo presidencial sufriera un pico de estrés que, a la postre, derivaría en un cáncer de próstata.

“Ya superé la calentura, pero lo que no supero es la agresión. A mí me tenían que dar un argumento, me tenían que decir por qué. Y no hubo un por qué”, aseguró Bugge durante la charla con este medio, dando signos de una evidente desazón por el trato que tuvieron con él y sus colegas durante los últimos cuatro años en la Casa de Gobierno.

Sobre las agresiones que mencionó durante el reportaje, Bugge precisó que le prohibieron difundir sus fotografías a los medios de comunicación, tarea que solía realizar desde el regreso a la democracia. Y esa fue una de las tantas razones por las que el reportero gráfico decidió dar un paso al costado.

“Yo me paré de manos y me corrí. Eran agresiones continuas contra mí y los chicos que trabajan conmigo. Y no solo contra nosotros. Fue un destrato para con todo el personal de planta. Hablo desde el mozo hasta el nexo con los colegas de la sala con los presidentes de turno”, reveló con evidente angustia.

Tal era la tensión que se vivía en los pasillos de la Casa Rosada, que Bugge pasó de tomar fotos a diario en Balcarce 50 a ordenar la oficina del archivo de fotografía junto a sus compañeros para mantenerse activo. “Fuimos todos paralizados. Optaron por la foto oficialista, la foto armada. Y yo no estoy para eso”, subrayó.

Producto de este escenario adverso, Bugge entró en una espiral de desazón e incertidumbre que derivó en un importante pico de estrés. Pero eso recién sería el comienzo de una pesadilla que jamás hubiese imaginado transitar, y que finalmente precipitó su alejamiento.

“Me bajaron las defensas. Me hice un chequeo y me dieron altos los valores de la próstata. Efectivamente tenía un cáncer. Me lo tuvieron que sacar, pero por suerte no hizo metástasis. Lo agarramos a tiempo”, valoró Bugge este miércoles. Un año atrás, el fotógrafo presidencial se sometía a una intervención quirúrgica para extirpar el tumor que lo tenía a maltraer. “Lo más importante es que me acompañó mi familia y mi pareja”, destacó a pesar de la compleja enfermedad que le tocó atravesar.

Consumado el triunfo del libertario Javier Milei en el balotaje del pasado 19 de noviembre, Bugge renovó las esperanzas de volver a hacer lo que más añora. En este sentido, el reportero se mostró expectante porque asistirá al acto de asunción del próximo domingo. Sin embargo, prefirió ser cauto en cuanto a su continuidad en la Casa Rosada. “Ya hablé con algunas personas de Milei, pero yo espero”, señaló.

Sobre los pasos de mando que presenció desde que es fotógrafo presidencial, Bugge recordó algunas escenas históricas que logró captar con su lente. “La foto de (Raúl) Alfonsín y (Carlos) Menem, que fue la primera de un traspaso de mando desde el regreso a la democracia. El juego que Néstor Kirchner hizo con el bastón presidencial, o bien cuando fotografié a Cristina Kirchner sentada en el Sillón Presidencial. Era la primera mujer que fotografiaba después de hacerlo con todos presidentes hombres. Y por último, recuerdo las pocas horas que estuvo (Federico) Pinedo. Fue presidente durante 8 o 9 horas”, repasó durante la entretenida conversación con este medio.

Después del calvario que vivió durante la presidencia de Alberto Fernández, hoy Bugge aseguró estar “tranquilo”. No obstante, al mismo tiempo reconoció que “el famoso postraumático por el cual pasé varias veces, todavía está presente”. “Capaz tarde en irse, pero lo superarás con laburo y fotos”, concluyó con la ilusión intacta de reanudar la rutina que llevó a cabo durante más de cuatro décadas.

Info: https://www.infobae.com/

1180x180

BTF_VueltaAlCole_0220_BannerGIF_280x452