Jubilaciones: qué dice el acuerdo con el FMI sobre los aumentos y las moratorias previsionales.

El Gobierno retiró el capítulo fiscal y previsional de la Ley Ómnibus pero el acuerdo con el Fondo Monetario incluye compromisos en ese área.

NACIONALES 05 de febrero de 2024 Karukinka Noticias Karukinka Noticias

BANNER_WEB_AREF

6BWWDXQTEVHZTKLD4FLCZIXPZI

Banner_Prohibición_Fuego_780x90

El informe técnico del Fondo Monetario Internacional que reflejó cuáles serán los próximos pasos de la política económica del gobierno de Javier Milei dejó algunas definiciones respecto a lo que sucederá con los aumentos jubilatorios y qué escenarios afronta el gobierno para mantener el poder de compra de los haberes en un contexto de ajuste fiscal para llegar este año al déficit cero.

El Staff Report que se dio a conocer en los últimos días plantea como un elemento central de la ecuación del gasto público a las jubilaciones y pensiones. “Las autoridades se comprometen a preservar el valor real de las jubilaciones en los niveles de finales de 2023 mediante aumentos discrecionales, tal como lo permite el proyecto de ley Ómnibus, que contempla eliminar la compleja fórmula retrospectiva de indexación de las pensiones que ha provocado una importante erosión real de los beneficios de las pensiones en los últimos años”, planteó el informe del Fondo Monetario.

“El personal está de acuerdo en que es necesario preservar el valor real de las pensiones, dada su fuerte caída en los últimos años, en particular mediante aumentos discrecionales mientras se desarrolla un mecanismo de indexación de las pensiones más apropiado”, insistió el staff técnico.

De esa forma, el Gobierno no daría aumentos en los haberes que permitieran recuperar parte del poder de compra perdido, sino que se buscaría mantenerlos fijos en términos reales. En ese plano, el FMI remarcó que el Gobierno se comprometió, más allá de 2024, a “fortalecer la sostenibilidad y la equidad del sistema de pensiones, incluso mediante un sistema más una fórmula apropiada de indexación basada en reglas para preservar el actual poder adquisitivo de los pensionados a largo plazo, una vez que el proceso de desinflación esté en marcha”.

En los cálculos del organismo, el cambio en las jubilaciones que quiso incluir el gobierno en la Ley Ómnibus le implicaría al Estado un ahorro de 0,1% del PBI, en lugar del 0,4% que había planteado Luis Caputo en su hoja de ruta hacia el déficit cero.

Un tipo de medida que el Fondo Monetario Internacional cuestionó en el pasado fue el de las moratorias jubilatorias, para permitirle a personas que no alcanzan a tener los aportes completos tener derecho a cobrar una jubilación completa. Para los economistas del FMI, la última moratoria que llevó adelante el gobierno de Alberto Fernández, esquema aprobado por el Congreso durante su último año de mandato, fue una de las medidas que descarrilaron el sendero fiscal previsto en el acuerdo y, por ende, la viabilidad de todo el programa.

“Las autoridades también se comprometieron a no establecer otra moratoria de pensiones ni a extender el esquema de 2023″, consignó en su revisión el FMI

Estimaciones privadas aseguran que mantener el esquema actual y con la movilidad mensual por inflación pasada que propone el oficialismo, el gasto jubilatorio caería mucho más de lo que aseguran tanto el Gobierno como el FMI. “Con la movilidad previsional vigente, e incluso con la que propone JxC (ajuste mensual a la inflación a partir de abril con los datos de enero), la caída en la participación del gasto previsional de la Nación en el PBI es significativamente mayor al 0,4% incluido en el cuadro con el ajuste fiscal”, aseguró este domingo la directora de Eco Go Marina Dal Poggeto.

“Si se mantiene el régimen actual, con nuestra inflación, el gasto previsional se reduce de 6,8% del PBI en 2023 a 5% en 2024. Si se aplica la fórmula que propone JxC el gasto cae a 5,5% del PBI. La contracara es una perversa licuación de los haberes”, concluyó.

1180x180

BTF_VueltaAlCole_0220_BannerGIF_280x452