Llegan al país tours de inversores: quieren conocer de primera mano el “fenómeno Milei”.

Las principales sociedades de Bolsa locales tienen organizadas varias visitas en marzo de ejecutivos de importantes fondos internacionales. Después de varios años vuelven a mirar con interés a la Argentina.

NACIONALES 23 de febrero de 2024 Karukinka Noticias Karukinka Noticias

BANNER_WEB_AREF

AUPDNJFYZ5DHTFXSJO4FU44RDY

Banner_Web_Inicio_de_Clases_780x90

Los tours de compras que tan habituales fueron en la Argentina, con turistas atraídos por precios en dólares muy baratos, serán reemplazados en marzo por otro fenómeno: el tour de inversiones. El mes próximo son varias las Alycs (sociedades de Bolsa locales) que organizaron encuentros de inversores extranjeros en Buenos Aires con funcionarios, economistas, legisladores y politólogos.

Por supuesto, los programas completos incluyen actividades lúdicas como la asistencia a shows de tango, cenas en restaurantes de primer nivel y en algunos casos también espectáculos musicales o deportivos. Cada grupo consta de 15 a 20 participantes.

Este tipo de reuniones organizadas prácticamente habían desaparecido desde mediados de 2018, básicamente desde que Mauricio Macri decidió recurrir al FMI. Desde entonces tanto la economía como los activos argentinos fueron cuesta abajo. Durante los cuatro años de Alberto Fernández el mercado argentino desapareció del mapa de los inversores, al igual que este tipo de visitas.

Pero en las últimas semanas se multiplicó la cantidad de inversores que quieren conocer más de cerca de qué se trata el “fenómeno Milei”. Muchos son ejecutivos o directamente están al frente de “hedge funds”. Son fondos de cobertura que tienen una gran flexibilidad para definir carteras y realizar cambios para adaptarlas a las oportunidades que aparecen en todo el mundo.

La recuperación del mercado de acciones y ya en los últimos meses la mejora en la paridad de los bonos actúa obviamente como un imán para muchos inversores extranjeros. “La suba de los activos argentinos recién empieza si Milei logra llevar adelante su plan. Pero los administradores de cartera están viniendo para ver si realmente esta vez será distinto a lo que sucedió con Mauricio Macri, que empezó con gran euforia y luego ya sabemos cómo terminó”, indicó el director de una Alyc local que organiza uno de estos encuentros el mes próximo.

En ese sentido, en Wall Street aseguran que los fondos que están comprando activamente acciones y bonos argentinos son pocos, pero que la lista podría crecer exponencialmente. El mercado argentino ya hace tiempo desapareció de las decisiones de inversión de los grandes administradores de cartera, por lo que son muy pocos los que están invirtiendo activamente.

Milei también hizo mucho para que crezca la curiosidad de los inversores por la Argentina. Su discurso en Davos y su viaje a Israel, sumado a fuertes declaraciones en defensa de la libertad económica, repercutieron en los principales medios financieros del mundo. Pero además también aumentaron los materiales de cobertura del mercado argentino por parte de bancos internacionales de primer nivel.

Esta semana también hubo varias visitas oficiales desde el exterior, en todos los casos recibidos por el Presidente. Uno de ellos fue el senador republicano, Marcos Rubio, muy cercano a Donald Trump. Ayer fue el turno de la número dos del FMI, Gita Gopinath, en su primera visita al país. Y hoy Milei recibirá en Casa Rosada al secretario de Estado norteamericano, Anthony Blinken. En Estados Unidos quieren estrechar lazos con la Argentina luego de algunas señales preocupantes en materia de política internacional de parte del presidente brasileño, Lula Da Silva. El mandatario se despachó en los últimos días duramente contra Israel, comparando la intervención del ejército en Gaza con el Holocausto.

Además, la semana pasada estuvo con el ministro de Economía, Luis Caputo, la CEO global de Citigroup, Jane Fraser, mientras que también hubo encuentros con ejecutivos de Goldman Sachs y Barclays, entre otros.

La gran incógnita, por supuesto, es hasta qué punto es sostenible y se puede ejecutar el plan de “ajuste ultra ortodoxo” que el propio Milei reconoce estar llevando adelante. La caída de la actividad económica pero especialmente de los ingresos de los jubilados y de los asalariados en un contexto de alta inflación son los aspectos que los inversores siguen observando con cierta preocupación.

1180x180

BTF-HaceClic-Banner-300x600-A-GIF