El FMI aprobó la revisión técnica de la Argentina y enviará un desembolso por casi USD 800 millones.

El país sobrecumplió las metas del primer trimestre pactadas con el organismo. Ahora el Directorio tratará en las próximas semanas el caso argentino para dar luz verde al giro de fondos.

NACIONALES 13 de mayo de 2024 Karukinka Noticias Karukinka Noticias

BANNER_WEB_AREF

WEVAG7OWWJHFNHLXFNRF5SSDYY

banner_findelmundo_780x90

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dio a conocer que su staff técnico aprobó la octava revisión del acuerdo con Argentina sobre las metas pactadas para el primer trimestre, según informaron en un comunicado. Allí insistieron en mejorar “la calidad y la equidad del ajuste” al tiempo que hablaron de un desarme gradual del cepo cambiario como paso previo al esquema de competencia de monedas.

El Directorio del organismo se reunirá en las próximas semanas y, todo indica, dará luz verde al desembolso de casi USD 800 millones que dependen de esta evaluación.

Un equipo del organismo, encabezado por Luis Cubeddu Subdirector del Departamento del Hemisferio Occidental y Ashvin Ahuja, Jefe de la Misión para Argentina, destacó: “Sobre la base de unos resultados mejores de lo esperado—todos los criterios de desempeño del primer trimestre se sobre cumplieron—el personal técnico del FMI y las autoridades argentinas llegaron a un entendimiento sobre las políticas para seguir afianzando el proceso de desinflación, reconstituir las reservas internacionales, apoyar la recuperación y mantener el programa firmemente encauzado”.

“Paralelamente, y en un contexto de una contracción de la actividad económica que empezó a fines de 2023, las autoridades han realizado esfuerzos significativos para ampliar la asistencia social a madres y niños vulnerables, así como proteger el poder adquisitivo de las pensiones. Se sigue avanzando en la ampliación del apoyo político y social a estos esfuerzos y en la lucha contra intereses arraigados”, añadieron.

A2X57OSD75GL3BQMPGEJVSCZSE

Los funcionarios del Fondo destacaron que el Gobierno de Javier Milei consiguió el primer superávit fiscal en 16 años, rápida caída de la inflación, el cambio de tendencia de las reservas y una fuerte reducción del riesgo país. También insistieron en que el programa seguirá enfocado en mejorar la calidad del ajuste.

“El objetivo de alcanzar el equilibrio fiscal global sin financiación neta del banco central permanece inalterado. El programa seguirá enfocado en mejorar la calidad y la equidad de la consolidación fiscal, incluyendo a través de reformas que mejoren la eficiencia y progresividad del sistema tributario, reduzcan los subsidios y refuercen tanto los controles del gasto como la rendición de cuentas. Al mismo tiempo se seguirá reforzando la asistencia social según sea necesario”, remarcaron.

Por otro lado, el Fondo dio detalles de lo que puede ser un desarme gradual del cepo cambiario como paso previo al esquema de competencia de monedas que promete Milei: “La prioridad sigue siendo afianzar el proceso de desinflación y fortalecimiento de las reservas internacionales y el balance del Banco Central. En la transición hacia un nuevo régimen monetario (que involucra la competencia de monedas), la política monetaria evolucionará para seguir anclando las expectativas de inflación y la política cambiaria se hará más flexible, al tiempo que se seguirán reduciendo las restricciones y controles cambiarios a medida que las condiciones lo permitan”.

Entre los puntos de acuerdo, se espera que las reformas microeconómicas en curso y “cuidadosamente secuenciadas” servirán para apuntalar la recuperación económica, así como para atender los obstáculos a la productividad, la inversión privada y el empleo”. La referencia es a la desregulación que lleva adelante el Gobierno, las contenidas en el DNU 70/2023 y el proyecto de Ley Bases.

En el texto, los técnicos del Fondo comentaron que los objetivos y la condicionalidad del programa se han actualizado para reflejar “los mejores desarrollos recientes y el nuevo panorama económico”, detalles que se conocerán una vez que el Directorio apruebe la revisión. “También se están obteniendo garantías de financiación de los acreedores oficiales”, remarcaron.

“El personal técnico del FMI agradece a las autoridades argentinas, encabezadas por el ministro Luis Caputo y el presidente del Banco Central Santiago Bausili, por su continuo compromiso constructivo, así como su firme voluntad de restablecer la estabilidad económica y sentar las bases de una economía más fuerte y sostenible, que impulse al empleo y la inversión privada para el beneficio de todos los argentinos”, concluyó el comunicado.

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Rodrigo Valdés, había anticipado a mediados de abril que los objetivos clave del programa para marzo se habían cumplido “con márgenes importantes”. Las metas contemplaban sumar reservas por USD 6.000 millones, un superávit fiscal de $962.000 millones y mantener en cero la asistencia monetaria al Tesoro.

300x250 salud

BTF---Nuevo-HB-0823---300x600