Máximo Kirchner cuestionó las críticas de funcionarios del gobierno español a Milei y habló de la denuncia contra Espinoza.

Entrevistado por un diario de España, además, reconoció “diferencias” con el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof.

NACIONALES 27 de mayo de 2024 Karukinka Noticias Karukinka Noticias

BANNER_WEB_AREF

W53V6PB46FHQZFEGX2I3WTUNMY

banner ahorro energía

El diputado nacional Máximo Kirchner realizó un repaso de la coyuntura política, incluso también se refirió a cuestiones personales, en una extensa entrevista con el diario español El País. Entre otros puntos, cuestionó las críticas de varios funcionarios del gobierno de Pedro Sánchez al presidente Javier Milei, reconoció “diferencias” con Axel Kicillof y habló por primera vez sobre la denuncia por abuso sexual contra Fernando Espinoza.

“(Milei) no deja de ser el presidente de mi país, aunque no coincida en nada o en casi nada. Ahora que el ministro de Transporte de España diga que consume sustancias no es el mejor camino para tener mejores relaciones”, admitió el diputado nacional de Unión por la Patria y presidente del PJ Bonaerense.

En esta línea, además, agregó que “hay muchas más coincidencias de una parte del PSOE con Milei con respecto al FMI que con uno. Entiendo que esté molesto el presidente (Pedro Sánchez). Quizá si su postura durante el debate del acuerdo con el FMI hubiera sido más proactiva en entender la posición argentina, Milei no hubiese llegado a la presidencia”.

Por otro lado, Máximo Kirchner se pronunció sobre la situación judicial de Espinoza, el poderoso dirigente peronista, e intendente de La Matanza, que fue denunciado por una ex empleada. “La versión que leí de Fernando es que la fiscalía le pidió dos veces sobreseimiento. El procesamiento no significa su condena. Tendrá que dar su respuesta a la justicia”, sostuvo.

En las últimas horas, Melody Rakauskas, la denunciante del jefe comunal por abuso sexual, habló por primera vez con los medios luego del procesamiento, y reconoció: “Tengo miedo de que me maten”. “Él dice que es mentira. No soy ni juez ni fiscal, ni conozco la causa”, amplió Kirchner.

El diputado nacional, en otro pasaje del reportaje, reconoció “diferencias lógicas” con Kicillof, sobre todo en el marco de una reestructuración del peronismo de la provincia de Buenos Aires luego de la derrota electoral a nivel nacional de 2023, que posibilitó la llegada al poder de Javier Milei.

“No es una interna como la de la década de 1980. La conductora es la misma y es Cristina (Kirchner). Podemos tener miradas de cómo se lleva el día a día, pero me paro sobre las coincidencias, no sobre las diferencias que no son dramáticas”, indicó. “¿A Milei desde dónde se lo enfrenta? Él (Kicillof) puede tener una mirada y yo puedo tener otra”, completó.

Con relación a la discusión interna del peronismo, señaló que el “debate y la discusión después de una derrota es lógica, lo que no tenemos que ponernos es ansiosos. La tarea es que no avancen sobre derechos de la sociedad. Es muy temprano como para tomar decisiones que nos aten y que nos quiten capacidad creativa”.

A su vez, replicó las críticas a su convocatoria a renovar autoridades del PJ bonaerense. “Hay elección del PJ nacional y tengo en la provincia el 40% del padrón nacional. Cuando me tuve que hacer cargo dije que quería que alguien me sucediera a través del voto. Votemos y dejemos esta cantinela”, replicó.

Racing, los hijos y el recuerdo de su padre

Más allá de las definiciones políticas, Máximo Kirchner también se refirió a temas más personales. Consultado sobre sus deseos, señaló que le gustaría “estar más tiempo” con sus hijos y “volver a ver a la popular de Racing”. Reconoció también que le gusta “leer y escribir”. “Son miradas, conceptos, situaciones. Uno escribe. Y preparo mucho lo que voy a decir en un acto”, sostuvo.

“Yo sigo extrañando a mi viejo y extraño lo bueno. No extraño lo malo. Listo, caso cerrado. Las vacaciones, Racing. Fui muy feliz”, completó.

Por último, le preguntaron sobre las críticas personales hacia su persona y cuál le molestaba más. “El famoso ‘juega a la Play Station’ o ‘no sabe hablar’”, respondió, y finalizó: “Jugaba en los ochenta con mi viejo, antes de que fuera intendente (de la ciudad patagónica de Río Gallegos). Ahora una parte de la dirigencia política se tira encima de los gamers tratando de comunicarse con los sectores jóvenes de la sociedad. Lo que era un disvalor ahora es un valor”.

SALUD-480-OK

BTF---Nuevo-HB-0823---300x600