Qué gobernadores visitaron más veces la Casa Rosada para reunirse con funcionarios del Gabinete de Javier Milei.

Las reuniones que tuvieron los mandatarios más dialoguistas y los más críticos en los primeros seis meses previos a la firma del Pacto de Mayo. Los datos surgen del Registro de Audiencias del Poder Ejecutivo. Quién fue el que nunca pisó la sede del Gobierno nacional.

NACIONALES 09 de julio de 2024 Karukinka Noticias Karukinka Noticias

BANNER_WEB_AREF

L6GP74GVWBHC5MFIKWQDE47DWM

banner_findelmundo_780x90

La foto del Pacto de Mayo en Tucumán tuvo finalmente a 18 gobernadores, dos tercios del total, al lado del presidente Javier Milei, como una postal de la nueva etapa que comienza, según aseguran en el Gobierno. Estuvieron todos los que colaboraron - con más o menos injerencia - en la aprobación de la Ley Bases y el Pacto Fiscal hace dos semanas en el Congreso. A grandes rasgos, coinciden en que ahora el Ejecutivo tiene las herramientas que reclamó para hacer los cambios que quiere impulsar. De los que habían comprometido asistencia, solo faltó Claudio Vidal, en principio, por el temporal de nieve que azota la región patagónica aunque tuvo algunos circuitos con el gobierno nacional.

Sorprendió la presencia en el acto de la firma del santiagueño Gerardo Zamora, de buena sintonía con la ex presidente Cristina Kirchner, y quien no había adelantado en los días previos si participaría, y cuyos legisladores habían rechazado los dos proyectos que promovió el oficialismo en el Congreso. Estuvieron ausentes los que integran el núcleo peronista opositor más duro: Axel Kicillof (PBA), Gustavo Melella (Tierra del Fuego), Ricardo Quintela (La Rioja), Sergio Ziliotto (La Pampa) y Gildo Insfrán (Formosa). Todos habían anunciado que no iban a firmar el Pacto de Mayo. El argumento común era que los 10 puntos habían sido impuestos, sin buscar acuerdos previamente, que se trataba solo de “una foto” y no querían aparecer avalando las políticas de Milei.

Sin embargo, dos de ellos - el santiagueño Zamora y Quintela-, bajaron el tono de sus críticas y pasaron en la última semana por la Casa Rosada para definir con el jefe de Gabinete, Guillermo Francos, la continuidad de la obra pública paralizada en sus provincias. Quintela - que en la campaña electoral había amenazado con renunciar si Milei era electo Presidente - acaba de sacar el “Chacho”, una cuasimoneda riojana.

Pese a ser de los más firmes detractores del Gobierno, ambos acordaron el traspaso para que desde las provincias puedan finalizar las obras de Nación que quedaron pendientes, como ya lo habían hecho anteriormente los mandatarios de 17 provincias: La Rioja, Santiago del Estero, Santa Fe, San Juan, San Luis, Misiones, Santa Cruz, Catamarca, Chaco, Chubut, Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, Mendoza, Neuquén, Salta y Tucumán.

Quintela y Zamora solo habían estado una vez en la Casa Rosada antes, bajo la gestión del libertario, pero no a solas con algún integrante del Gabinete nacional. Fue para asistir a un encuentro el 8 de marzo convocado por el entonces jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y su sucesor, Francos, en ese momento ministro del Interior. También habían participado de esa reunión otros tres mandatarios muy críticos de Milei, Kicillof, Ziliotto y Melella. Esa fue la única vez que estuvieron en la Casa Rosada bajo esta gestión. El comunicado oficial informó que la reunión fue “para reconstruir el diálogo que inicie el camino hacia el Pacto de Mayo, que deberá tener previamente la aprobación de la Ley de Bases y un acuerdo fiscal”. Ambos proyectos se convirtieron en ley casi cuatro meses después.

Ese día de marzo hubo sólo cuatro mandatarios ausentes que fueron representados por sus vicegobernadores, entre ellos, Eber Solís, de Formosa. Gildo Insfrán, el gobernador de esta provincia, directamente, nunca estuvo en la sede del Gobierno nacional desde que el libertario asumió como Presidente. La postal del Presidente con los 24 mandatarios provinciales solo tuvo una única edición el 19 de diciembre. No se volvió a repetir.

En cambio, otros dos peronistas que vinieron jugando como aliados de Milei, el catamarqueño Raúl Jalil y el tucumano Osvaldo Jaldo que ofició de anfitrión, fueron recibidos en la Casa Rosada 8 y 6 veces respectivamente desde el 10 de diciembre.

Los votos de los legisladores de Catamarca y Tucumán fueron claves para la aprobación de la Ley Bases y el Paquete Fiscal. Jalil fue recibido en 4 oportunidades por Francos; una por Milei; otra por Posse; otra por la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello; y la octava con Eduardo “Lule”Menem, como subsecretaría de Gestión Institucional. Jaldo, se reunió tres veces con Francos en Gobierno, una con Milei, una con Patricia Bullrich y una con Posse.

La información de las audiencias surge del análisis que hizo Infobae del Registro Único de Audiencias de Gestión de Intereses que actualiza semanalmente online la Secretaría de Asuntos Políticos, que depende del Ministerio del Interior.

Luego de su discurso por el Día de la Bandera, en un gesto atípico para su estilo político, Milei había recibido a Jaldo, Jalil, Gustavo Sáenz (Salta) y Carlos Sadir (Jujuy) en la Casa Rosada en horas del mediodía. Tuvo lugar días antes de que la Cámara de Diputados vuelva a tratar la ley Bases luego de los cambios en el Senado, cuando los representantes del norte encabezan los reclamos por la restitución de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias, que el oficialismo y los bloques dialoguistas buscaban reponer junto con Bienes Personales. Fue una foto que no obtuvieron los gobernadores “aliados” de Juntos por el Cambio.

La decena de mandatarios de lo que fue Juntos por el Cambio estuvieron presentes en San Miguel de Tucumán. Tres de ellos están al tope del ranking de reuniones con miembros del gabinete nacional en la Casa Rosada en los primeros seis meses de Gobierno. En total, suman 69, de las cuales casi la mitad fueron reuniones de los mandatarios con Francos, el funcionario más político e interlocutor de los gobernadores en la gestión de Milei.

Al tope de las reuniones está Rogelio Frigerio, referente del PRO, con 11 audiencias en Balcarce 50, de las que 4 fueron con Francos; dos con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; una con Posse; una con la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello; una con el ex titular de la ANSES Osvaldo Giordano; y una con el ex ministro de Infraestructura Guillermo Ferraro.

Le siguen Ignacio Torres, el mandatario chubutense, también del PRO, con 10; el chaqueño Leandro Zdero, de la UCR, con 9; y el neuquino Rolando Figueroa, del Movimiento Popular Neuquino, que fue recibido en 7 oportunidades en la Casa de Gobierno.

La misma cantidad de audiencias tuvo el mandatario santafesino Maximiliano Pullaro, de la UCR, pero en su caso, dos de ellas fueron con la ministra de Seguridad por la situación del narcotráfico en su provincia, otras dos con Francos, una con Posse y la otra con Ferraro.

El puntano Claudio Poggi, aliado del PRO, registra 6 audiencias con el ejecutivo nacional, en tanto que el ex massista Sáenz (Salta), concurrió en 5 oportunidades. El salteño, que lidera una alianza provincial variopinta, es uno de los interlocutores frecuentes de los gobernadores del Norte con el Gobierno nacional, junto con Jalil y Jaldo.

Los radicales Gustavo Valdés (Corrientes) y Alfredo Cornejo (Mendoza) concurrieron 4 veces cada uno a Balcarce 50, la misma cantidad que el sanjuanino Marcelo Orrego, del PRO; y el peronista disidente Martín Llaryora, de Hacemos Córdoba. El cordobés comparte con Frigerio y Pullaro el reclamo al Ejecutivo nacional por el pago de los giros a las cajas previsionales provinciales no transferidas, y los tres se habían opuesto a la suba de retenciones al campo que impulsaba el ministro de Economía, Luis Caputo, incluida en la primera versión de la Ley Bases.

El jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, aparece con tres reuniones oficiales en el Registro de audiencias en estos seis meses. Una fue con Francos, otra con Posse y otra con Caputo, esta última en el Ministerio de Economía. El jefe de Gobierno de la Ciudad viene reclamando que el Ejecutivo nacional cumpla el fallo de la Corte Suprema y le restituya el porcentaje de coparticipación que le había recortado Alberto Fernández durante la pandemia para favorecer a Kicillof.

La misma cantidad de veces registran el radical Sadir, y los mandatarios de partidos provinciales Vidal, Hugo Pasaslacqua (Misiones) y Alberto Weretilneck (Río Negro).

Tras la promulgación este lunes de la ley Bases en el Boletín Oficial, el mandatario de Juntos Somos Río Negro presentó un proyecto de ley para la adhesión al Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI), destinado a atraer inversiones superiores a USD 200 millones con incentivos fiscales, aduaneros y cambiarios. El rionegrino busca empujar el proyecto de GNL de YPF y Petronas hacia Punta Colorada, para que allí se emplace el nuevo puerto de exportación de hidrocarburos desde Vaca Muerta.

Info: infobae.com

300x250 salud

BTF---Nuevo-HB-0823---300x600