Alberto Fernández confirmó en China la ampliación del swap por 6.500 millones de dólares.

El Presidente, que se encuentra en el país asiático en su última gira oficial, aseguró que el acuerdo representa “un gran alivio” para la Argentina.

NACIONALES 18 de octubre de 2023 Karukinka Noticias Karukinka Noticias

BANNER_WEB_AREF

H5HCXN3UKRCJ3M35HQN3JERJI4

Banner_Prohibición_Fuego_780x90

El presidente Alberto Fernández anunció esta mañana desde China que se acordó la ampliación del uso del swap en 6.500 millones de dólares, luego de mantener una reunión bilateral en Beijing con Xi Jinping en el marco de su gira oficial por el país asiático.

”Acabamos de terminar una muy buena reunión con el presidente Xi Jinping. Le planteamos nuestros problemas y una vez más el gobierno chino atendió nuestros pedidos y nos dio una ayuda muy importante: lo que ha hecho fue ampliar el uso del swap que ya teníamos concedido”, aseguró el mandatario en declaraciones a Radio 10.

Y agregó: “Lo habíamos pedido por 5 mil millones y nos concedieron 6.500 millones de dólares, lo que significa un gran alivio para Argentina, significa reservas que ingresan al país”.

Según informaron fuentes oficiales, la bilateral entre Fernández y Xi Jinping duró unos 40 minutos y durante su transcurso, el mandatario chino confirmó la ampliación del swap en 47 mil millones de yuanes, lo que representa unos 6.500 millones de dólares.

“Cada vez que pasamos un momento difícil, el Gobierno de Xi Jinping nos brindó su apoyo. Esto es importante para que la producción no se detenga”, remarcó Fernández, y agregó: “Llegamos a este acuerdo con China mientras algún loco acá propone romper relaciones con ese país y otros que nos han ayudado en estos tiempos difíciles”, en referencia a la propuesta del candidato presidencial de La Libertad Avanza, Javier Milei, de cortar las relaciones con el gigante asiático.

Fernández concluye hoy su gira por China, donde participó del III Foro de la Franja y la Ruta que se desarrolla en Beijing, y al cual asistió por invitación de su par de la nación asiática, Xi Jinping.

En ese marco, el Presidente argentino agradeció hoy a la República Popular China el apoyo financiero que le dio a Argentina ante “la deuda irresponsable que el gobierno anterior” contrajo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Durante su intervención de hoy en el foro, durante la madrugada argentina, Fernández destacó que “China ha sido para Argentina un socio clave” con el que “acumulamos más de 50 años de fructíferas relaciones diplomáticas”.

Socorro financiero
El jefe de Estado señaló a China como un “hermano que nos acompañó en la pandemia, que nos socorrió financieramente cuando la presión del Fondo Monetario Internacional nos puso en jaque y que invierte en nuestro país generando trabajo para argentinos y argentinas”.

La ampliación del uso del swap llega en un momento crítico para la Argentina, en el que las reservas internacionales netas del Banco Central son negativas en aproximadamente USD 7.000 millones y en el que arrecian las presiones cambiarias, agudizadas por la incertidumbre preelectoral.

Llegan también, es cierto, en un momento de debilidad internacional del yuan, la moneda china, que debió suplirse con un aumento de la cantidad habilitada para llegar al equivalente de USD 6.500 millones finalmente acordado.

Crédito y comercio bilateral

En cualquier caso, esos USD 6.500 millones equivalen a apenas 4 meses de importaciones argentinas desde el gigante asiático. O menos si, como dijo el presidente Fernández, una parte se usará para intervenir en el mercado cambiario, buscando controlar la cotización de los dólares paralelos, cuya brecha con el dólar oficial llegó a bordear el 170% y se mantiene por arriba del 160 por ciento.

En agosto, último mes para el que el Indec publicó información de comercio exterior, la Argentina importó de China por valor de USD 1.676 millones y colocó en el mercado del gigante asiático mercadería por apenas USD 385 millones. De resultas el saldo bilateral del mes fue negativo para la Argentina en USD 1.291 millones, el más alto de al menos los últimos dos años. En el acumulado enero-agosto el déficit bilateral con China fue de USD 6.096 millones, por lejos el mayor que la Argentina tiene con cualquier país del mundo.

Siempre según los datos del Indec, en agosto China fue el cuarto destino de las exportaciones argentinas, de las que absorbió el 6,6% del total, pero fue el primer origen de las compras externas del país: de allí provino nada menos que el 24,4% del total.

En buena medida, el canje de monedas y el aumento de la deuda con China financian el déficit comercial bilateral con el gigante asiático y facilita la mayor penetración de las ventas de empresas chinas a la Argentina.

Costo del crédito chino

Un estudio internacional reseñado por Infobae sobre el rol de China como “prestamista de última instancia” elaborado por economistas de la Universidad de Harvard, el Instituto Kiel de Economía Mundial (Alemania), la ONG AidData y el Banco Mundial afirmó, en base a una amplia base de datos de operaciones realizadas entre 2000 y 2021, que la red de canjes (swaps) de monedas del Banco Central de China (oficialmente denominado “Banco del Pueblo Chino”) es el núcleo de un nuevo sistema global de “rescates” a países en estrés financiero, con más de USD 170.000 millones desembolsados en ese período, aparte de otros USD 70.000 millones vía crédito de bancos oficiales y prefinanciamiento de exportación por parte de empresas estatales chinas.

Los swaps, dice el trabajo, “incluyen numerosos rollovers que sirven para fortalecer las reservas brutas y son mayormente girados a países en estrés financiero y con bajos niveles de liquidez”. Pero, prosigue, los “rescates” chinos difieren de los de otros “prestamistas de última instancia” pues, enumera 1) son opacos; 2) están atados a tasas de interés relativamente altas; y 3) apuntan casi exclusivamente a deudores que se sumaron a la “Iniciativa de la Franja y la Ruta”, un plan estratégico del gigante asiático para irradiar su poder en el mundo.

Confidencialidad

Aunque, por razones de confidencialidad, el gobierno argentino no informa los términos e intereses por el uso del canje de monedas, el estudio internacional afirma que la Argentina paga una sobretasa de 400 puntos porcentuales sobre la tasa Shibor (por Shanghai Interbank Offered Rate), el doble de los 200 puntos que pagan, por caso, Turquía y Mongolia, mientras que en el caso del canje de monedas que acordó con Corea del Sur, China no impone sobretasa alguna.

Según el trabajo, el crédito chino es más caro que el de una variedad de fuentes oficiales como los créditos del FMI o del Tesoro de EEUU, los canjes de monedas con la Reserva Federal de EUU o los créditos de la eurozona (ver gráfico, arriba). De todos modos, el ministro de Economía, Sergio Massa, ha afirmado que el costo del canje de monedas con China es ya inferior al del crédito del FMI, por los “sobrecargos” que aplica el organismo internacional, al que la Argentina le debe cerca de USD 44.000 millones hace más de cuatro años.

1180x180

BTF_VueltaAlCole_0220_BannerGIF_280x452