Joe Biden dijo que China tiene “problemas reales”, en vísperas de su reunión con Xi Jinping.

El presidente estadounidense liderará la cumbre anual del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico. Señaló que Washington no busca distanciarse de Beijing, sino mejorar la relación bilateral.

INTERNACIONALES 15 de noviembre de 2023 Karukinka Noticias Karukinka Noticias

BANNER_WEB_AREF

KTG3EFAJ6BBUPI4DH4NBZ2SLOA

banner ahorro energía

Joe Biden señaló este martes que China tiene “problemas reales”, horas antes de verse con su contraparte chino Xi Jinping en una reunión en San Francisco destinada a reparar los lazos entre ambos países.

Ambos líderes aterrizaron este martes en la ciudad de la costa oeste estadounidense, donde se verán las caras el miércoles durante un esperado encuentro que llega en momentos de alta fricción entre ambos países.

“El presidente Xi es otro ejemplo de cómo se está asentando el restablecimiento del liderazgo estadounidense en el mundo. Tienen problemas reales”, dijo Biden sin dar más detalles durante un evento de recaudación de fondos horas antes de la reunión.

El mandatario estadounidense liderará la cumbre anual del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC). A su llegada, fue recibido por el gobernador de California, el también demócrata Gavin Newsom.

El gobernador también le dio a la bienvenida a Xi, quien llegó a bordo del avión presidencial pocas horas después de Biden. El mandatario chino también fue recibido por la secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen.

El encuentro entre Biden y Xi, el primero en un año, es considerado crucial para limar las asperezas y mantener bajo control la rivalidad de ambas superpotencias.

En la ciudad portuaria de San Francisco, Biden liderará la cumbre anual de las 21 economías del bloque pacífico, que mueve el 60% de la economía mundial.

Más temprano este martes, Biden dijo que Estados Unidos no busca distanciarse de China, sino tener una relación mejorada.

“No tratamos de separarnos de China. Lo que estamos tratando es de cambiar la relación para mejor”, dijo Biden a los periodistas de la Casa Blanca antes de partir para San Francisco.

Consultado sobre sus expectativas para el esperado encuentro, dijo que quería “volver a un ritmo normal de correspondencia, donde seamos capaces de atender el teléfono y hablar si hay una crisis; asegurarnos de que nuestras [fuerzas armadas] aún mantienen contacto entre sí”.

John Kirby, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, dijo a los medios que ambos presidentes “se conocen muy bien desde hace un buen tiempo, pueden ser francos y directos el uno con el otro”.

Biden “quiere asegurarse de que gestionamos esta importantísima relación bilateral de la manera más responsable posible”, agregó.

Estados Unidos y China mantienen una competencia feroz por el dominio económico y tecnológico, así como por la influencia diplomática.

Las dos superpotencias atravesaron una fase tensa a comienzos de año, a raíz del sobrevuelo de un globo chino sobre territorio estadounidense.

Con problemas de fondo por resolver, sobre todo en lo relativo a Taiwán, territorio que China reclama como propio y no descarta dominar incluso por la fuerza, el tono se ha suavizado un poco desde el verano y se han reanudado los contactos diplomáticos, sobre todo para preparar el encuentro cara a cara del jueves.

Otros temas en la agenda son la guerra de Ucrania y el conflicto entre Israel y Hamas.

Washington apoya firmemente a Ucrania e Israel, tanto diplomática como militarmente. China, por su parte, está aliada tanto con Rusia como con Irán, que apoya a Hamas.

Bilaterales con México

El encuentro con Xi es el plato fuerte de la cumbre del APEC, sin embargo Biden también se reunirá con otros mandatarios de la alianza, entre ellos con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Biden y López Obrador deben encontrarse el viernes con una agenda marcada por la migración y la crisis del fentanilo, opioide sintético 50 veces más potente que la heroína.

“Se tendrá que hablar de la cadena de fentanilo, los precursores que vienen principalmente de Asia, cómo hacer un mejor control de lo que sale de Asia y de lo que llega a México”, dijo la canciller mexicana Alicia Bárcena.

El gobierno de López Obrador ha rechazado que en México se produzca la sustancia y sostiene que todo llega directamente de China, lo que es discutido por Pekín.

El mandatario mexicano también debe sostener un encuentro con Xi Jinping el jueves, la primera reunión entre ambos mandatarios, y estará marcada por la agenda económica, informó Bárcena.

SALUD-480-OK

BTF---Nuevo-HB-0823---300x600